Diario Sur

El 'caso Imelsa' vincula a Camps con el cobro de mordidas

valencia. El levantamiento del secreto de sumario de la pieza principal del 'caso Imelsa' ha salpicado también al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y a gran parte de la cúpula del partido en el supuesto cobro y reparto de mordidas por la adjudicación de contratos para la construcción de colegios.

En sus declaraciones ante la Guardia Civil, el exgerente de la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent, inculpó a Camps, a dos de sus exvicepresidentes, Gerardo Camps y Víctor Campos, al exconsejero de Educación Alejandro Font y al expresidente de la Diputación Provincial Alfonso Rus, el único imputado por el caso, en la trama delictiva. «A veces el dinero que entregaba era para Rus y en ocasiones para otras personas», explicó Benavent a los agentes de la UCO. «Eran Gerardo (Camps) y Víctor (Campos) quienes determinaban a quién adjudicar los colegios», certificó el ahora arrepentido a los investigadores de la Guardia Civil.

Benavent precisó ante los investigadores que él no conoció de forma directa estos hechos, pero que que estaba al tanto por comentarios que le habían hecho otros investigados en el caso, como Máximo Caturla, exdiputado provincial y hombre de confianza de Rus.

El sumario también apunta la existencia de hasta cinco 'cajas B' en el PP y desliza que el expresidente de la Generalitat era quién trataba de este asunto con la dirección nacional. Según la versión de Benavent, también el actual presidente del partido en Valencia, Vicente Betoret, habría participado en las comidas donde se repartían las comisiones cobradas a los empresarios. «No sé -añadió- si el dinero iba a Betoret, pero sin duda tenía conocimiento de sus entregas y origen». Otros dos de los imputados en el caso, el exjefe de gabinete de Rus, Emilio Llopis, y un exvicepresidente de la Diputación, Juan José Medina, también habrían estado presentes en dichos repartos, de acuerdo a la versión de Benavent.

Camps desmintió ayer mismo «rotundamente» cualquier implicación y negó tener constancia de cajas «B ni C ni H». El expresidente de la Generalitat anunció además su intención de querellarse contra quien le «implique directa o indirectamente» o manche su honor.