Diario Sur

Rajoy: «Hemos cometido errores porque no somos perfectos»

Mariano Rajoy y Luis de Guindos, durante la presentación de 'España amenazada'. :: o. del pozo
Mariano Rajoy y Luis de Guindos, durante la presentación de 'España amenazada'. :: o. del pozo
  • El presidente apoya a De Guindos en la presentación de su libro un día después de que el ministro compareciese por el 'caso Soria'

madrid. Mariano Rajoy mostró su pleno apoyo ayer a Luis de Guindos durante la presentación del libro 'España amenazada', en el que el titular de Economía explica como fue posible evitar el rescate. El gesto del presidente tuvo un especial simbolismo toda vez que llega un día después de que el ministro cargase con la responsabilidad de dar explicaciones en el Congreso por el fallido nombramiento de José Manuel Soria para un puesto directivo en el Banco Mundial. Rajoy no fue el único miembro del Ejecutivo que acudió a respaldar a De Guindos. En el acto también estuvieron Soraya Sáenz de Santamaría, Jorge Fernández Díaz, José Manuel García-Margallo, Isabel García Tejerina e Íñigo Méndez de Vigo. Aunque faltasen muchos ministros, sí estuvieron los de más peso.

Rajoy cerró la presentación con una intervención en la que elogió la política económica de su gobierno, a la que responsabilizó del éxito de haber evitado el rescate financiero. El grueso de las palabras de Rajoy fueron para ensalzar a su ministro, quien según figura en su libro y el presidente quiso recordar, en 2012 «iba de reunión en reunión, como un reo, recibiendo amonestaciones».

En el extenso discurso del presidente en funciones no hubo ni una sola mención a nombres como los de Soria, Rita Barberá, Jaume Matas o Luis Bárcenas. El líder del PP lleva días esquivando estos asuntos tan espinosos para su partido y hoy no fue una excepción. El único destello de autocrítica de Rajoy fue el de reconocer que su Gobierno ha cometido fallos, aunque tampoco se paró en todo caso a detallar cuáles han sido. «¿Cometimos errores? Sin duda, y los seguiremos cometiendo en el futuro porque no somos perfectos; pero tengo la certeza de que acertamos en lo fundamental», se limitó a decir.

Críticas a Sánchez

Rajoy reservó el final de su intervención para su casi monotema e hizo un nueva llamada a la responsabilidad al secretario general del PSOE. Tras desglosar todos los logros económicos de los últimos cinco años, vaticinó que muchos de ellos podrían quedarse por el camino si se mantiene el bloqueo institucional. «Pese a las frivolidades de algunos, estar sin Gobierno en plenitud de funciones es malo, contraproducente y hace daño a España. La presente parálisis política daña a la economía y a los españoles. Ya comienzan a percibirse señales que deben preocuparnos», lamentó. Y a continuación añadió que el país no puede quedarse paralizado «por el empecinamiento de quien no quiere admitir su derrota». No fue ése el único dardo que lanzó contra Pedro Sánchez, al que acusó de estar decidido a llevar a los españoles a unas terceras elecciones de las que nadie sacará ningún provecho.

A modo de conclusión, Rajoy recalcó que «es hora de acabar con el ruido y ponerse a las cosas que importan». Y éstas son para el presidente en funciones la economía, el empleo o la seguridad. Ni hizo mención a la corrupción ni aclaró si el ruido al que se refirió es el que provocan Soria, Barberá, Matas o Bárcenas.