Diario Sur

El PP en bloque pide a Rita Barberá que deje su escaño

vídeo

La exalcaldesa de Valencia Rita Barberá. / Efe | Atlas

  • Maroto afea que la exalcaldesa siga en el Senado "para disfrutar del aforamiento"

  • De Guindos exige su dimisión: "Cuando estás investigado entras en un nuevo territorio"

  • Rivera cuestiona el liderazgo de Rajoy: "Debe pedirle su escaño"

La decisión de Rita Barberá de no abandonar su escaño como senadora sigue levantando ampollas dentro y fuera del Partido Popular. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha defendido este jueves que "hay que intentarlo todo para que no manche la imagen del Senado" y ha afirmado que Mariano Rajoy debe pedir a la exalcaldesa de Valencia su acta.

Rivera, en declaraciones a RNE, ha presumido de que lo ocurrido con la exregidora es consecuencia de que el PP perdió la mayoría absoluta y del pacto de investidura con Ciudadanos, y ha opinado que es evidente que Barberá está "echando un pulso" a Rajoy, al que ha recordado que si quiere apoyo para una nueva investidura de Rajoy debe respetar "hasta la última frase" su pacto con Ciudadanos.

El vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, ha sido uno de los más críticos con Barberá al recalcar que "no es ejemplar mantenerse en el escaño exclusivamente para disfrutar de una posición de aforamiento". "No cumple ninguna de las dos cosas y lo lamento profundamente porque en su comunicado y en sus expresiones dice que no quiere hacer daño ni al partido ni a las instituciones y, desgraciadamente, hemos comprobado que no está siendo así", ha dicho en declaraciones a RNE.

Además, ha subrayado que, si Barberá no hubiese pedido su baja del PP, el partido la habría suspendido de militancia, igual que ha hecho con el resto de exconcejales valencianos investigados en este caso. "La decision suspenderla de militancia es en firme y es la que podíamos tomar porque la legislación hoy en vigor otorga exclusivamente a la voluntad de cada afectado mantener o no el escaño", ha justificado, al tiempo que ha dicho no saber si Barberá está tratando de echar un pulso al presidente del partido, Mariano Rajoy.

Igual de crítica se ha mostrado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que ha apostado por hacer una reflexión "profunda" para cambiar la ley, de manera que se pueda sustituir a los diputados por designación autonómica. "Ella, más aún siendo senadora, no por elección directa de los ciudadanos, sino por designación de una Cámara autonómica, debería renunciar a su escaño", ha defendido.

El coordinador general del PP de Cataluña, Xavier García Albiol, ha asegurado, por su parte, que Rita Barberá "se equivoca" al querer mantenerse en el Senado y ha señalado que, conocidos los hechos, debería haberse apartado antes de "la luz pública". "Que siga en la Cámara es una situación que resulta muy desagradable", ha añadido.

Presunción de inocencia

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha pedido también a la exalcaldesa de Valencia que renuncie a su acta de senadora, aunque ha reconocido que es algo que debe hacer ella "motu proprio". En una entrevista en Antena 3, ha defendido que esto sería "lo normal" y es lo mismo que ha ocurrido en otras ocasiones, y no tiene que ver con si Ciudadanos, partido al que el PP quiere mantener como socio para una investidura, lo considera o no suficiente.

Guindos no ha querido entrar en detalles sobre la decisión del PP, la pasada legislatura, de colocar a Barberá en la Diputación Permanente -con lo que siguió siendo senadora incluso cuando las Cámaras se disolvieron para las elecciones del pasado junio-. No obstante, ha dejado claro que en ese momento no estaba imputada -investigada, en la terminología actual-, y que una vez que se produce ese paso del proceso judicial es una "línea divisoria muy clara". "Cuando estás investigado entras en un nuevo territorio", ha remarcado, si bien ha reconocido que una imputación judicial, como sucede en muchas ocasiones puede "acabar en nada".

María Dolores de Cospedal ha reconocido que la que fuera alcaldesa de Valencia ha hecho lo mejor "para los intereses generales, para el PP y para defender su inocencia", al tiempo que ha pedido respeto el derecho a la presunción de inocencia. "Todavía ni siquiera ha ido a declarar al Tribunal Supremo", ha señalado en un acto en Santiago de Compostela. La secretaria general del PP no cree que la decisión de Barberá haya generado indignación entre los ciudadanos.

También la presidenta del PP de la Comunidad valenciana, Isabel Bonig, ha asegurado que una "trayectoria tan brillante" como la de Barberá merece una "salida digna" y, por eso, debería dejar el acta de senadora, lo que no supondría "en ningún, caso un reconocimiento de culpabilidad sino retirarse a defender su honorabilidad".

"No representa a los valencianos"

Quien también ha reaccionado a la decisión de Barberá es Susana Díaz. A través de un mensaje en su cuenta de Twitter la presidenta andaluza ha criticado que el jefe del Ejecutivo permita que la senadora "se quede aforada en el escaño que le regaló el Partido Popular".

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado que la senadora territorial "no representa a los valencianos", por lo que considera que debe dejar la Cámara alta. En declaraciones a los medios, Puig ha destacado que el Parlamento autonómico y el pueblo valenciano "no merecen el desprecio" de Barberá, quien entiende que "representa lo peor de la política: la financiación ilegal de un partido para ganar elecciones".

Para el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el caso de Barberá revela que es "una imprudencia" que el PP pueda seguir en el Gobierno en España. "No es una excepción, es la norma en el PP, que más parece una organización dedicada a la delincuencia que un partido político", ha afirmado.