Diario Sur

Ciudadanos se apunta la marcha de la exalcaldesa como un tanto propio

  • El PSOE ve el movimiento insuficiente y echa en cara a Rajoy que no haya exigido el acta a la veterana política popular

Madrid. La exalcaldesa de Valencia seguirá en el escaño, pero Ciudadanos cree que puede apuntarse una nueva victoria tras su salida del PP, en el que llevaba décadas militando. El vicesecretario general de la formación centrista, José Manuel Villegas, defendió anoche que ha sido gracias al pacto anticorrupción que Mariano Rajoy suscribió con su partido para la investidura que Rita Barberá se ha visto obligada a abandonar las filas populares. Y se dio por satisfecho.

Ciudadanos tiene intención de seguir presionando a la veterana política para que renuncie al cargo, una decisión que sólo ella puede tomar ya que el acta es personal y pertenece a los electos, no a los partidos a los que representan. La formación naranja presentará un escrito en Las Cortes valencianas -Barberá es senadora de designación autonómica- para reclamarle que dé un paso atrás, pero sus dirigentes saben que no lo tienen fácil y creen que al menos han logrado que «los viejos partidos se muevan de sus usos».

El PSOE no fue tan complaciente. Su portavoz en el Senado, Óscar López, adujo que el gesto de la política valenciana es insuficiente y defendió que lo menos que debería hacer Rajoy es exigirle públicamente que deje el cargo, algo que nunca ha hecho. «Barberá es muy libre de hacer lo que quiera pero si Rajoy calla parecerá que no es libre para actuar en un caso como éste», esgrimió el socialista.