Diario Sur

Quema de una bandera. :: r. c.
Quema de una bandera. :: r. c.

Los Mossos d'Esquadra investigan la quema de fotos del Rey y de banderas españolas

  • La Fiscalía espera a recibir el atestado de la Policía catalana para decidir si abre otra investigación en la Audiencia Nacional

La Policía autonómica catalana ha abierto una investigación contra los manifestantes que en la protesta que las formaciones independentistas anticapitalistas celebraron por la Diada quemaron fotos del Rey e imágenes de la Constitución.

Hasta la fecha, estos incidentes solían protagonizarlos activistas encapuchados, pero en esta ocasión fueron decenas de jóvenes quienes, a cara descubierta, prendieron con unas antorchas unos folletos que se habían repartido durante la manifestación con la fotografía del Rey y la primera página de la Carta Magna. La manifestación, convocada por la CUP en Barcelona con el lema 'desobediencia', reunió entre 2.300 y 5.000 personas y además una decena de encapuchados quemaron banderas españolas, francesas y de la UE.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ofreció ayer a los Mossos d'Esquadra la colaboración de la Policía Nacional para identificar a las personas «antisistema e independentistas» que participaron en la algarada violenta. Fernández Díaz calificó los hechos de «lamentables».

La competencia de la investigación recae en la Policía catalana, pero los servicios de información de la Policía ya se han puesto en contacto con los Mossos para actuar coordinadamente si así lo piden.

Los Mossos d'Esquadra investigan además un tuit publicado en la cuenta oficial de la CUP en Barcelona que decía «Si el Rey quiere corona, corona le daremos; que venga a Barcelona y el cuello le cortaremos». En 2008, la Audiencia Nacional absolvió a 16 jóvenes de Girona que fueron juzgados por delitos de injurias graves contra la Corona por la quema de fotos del monarca en 2007. En cambio, en otros dos procesos judiciales similares, cuatro jóvenes fueron condenados a una multa en 2007 y en 2014.

Tras conocer que los Mossos han abierto una investigación, la Fiscalía de la Audiencia Nacional anunció que abrirá diligencias una vez reciba el atestado de los hechos que debe elaborar la Policía catalana. De considerar que esos manifestantes incurrieron en algún delito, la Fiscalía remitirá la investigación previa a un juzgado de instrucción de la Audiencia Nacional.

La instrucción de la quema de banderas y fotografías de Felipe VI correrá a cargo de un juzgado de Barcelona.