Diario Sur

La Fiscalía investiga la quema de fotos del Rey en la Diada

La Fiscalía investiga la quema de fotos del Rey en la Diada
  • Estudiará, tras recibir el atestado de los Mossos, si se cometieron injurias al Monarca y otros delitos relacionados

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto diligencias de investigación por delitos de injurias al Rey y conexos tras los sucesos acaecidos durante la manifestación anticapitalista de la Diada que recorrió este domingo las calles de Barcelona y en la que decenas de personas quemaron imágenes del Rey Felipe VI y páginas de la Constitución, han informado a Europa Press fuentes fiscales.

El Ministerio Público también investigará el tuit de la CUP en Barcelona en el que se recogían cánticos de la marcha, contra el monarca. "Si el Rey quiere corona, corona le daremos; que venga a Barcelona y el cuello le cortaremos", entonaron sus participantes según difundió la formación independentista en las redes sociales.

La Fiscalía ha abierto las diligencias 109/2016 tras recibir los informes de los Mossos d'Esquadra y comprobará si en la concentración, en la que se cargó contra la Carta Magna, se cometió algún delito contra la Corona y las altas instituciones del Estado.

Los incidentes tuvieron lugar durante el tradicional acto político que organiza la izquierda anticapitalista con motivo de la Diada por las calles de la capital catalana, y que este año han organizado la CUP y otras organizaciones relacionadas con este partido, como Alerta, Arran y Endavant. Las imágenes del Rey estaban impresas en hojas de papel que, en el reverso, contenían una página de la Constitución, y fueron quemadas con antorchas que portaban algunos de los manifestantes.

Durante la marcha, que cubrió el trayecto entre la plaza Urquinaona y la explanada del Born, se gritaron consignas como 'Quien siembre la miseria recoge la rabia', 'Abramos fronteras', 'Fuera fascistas de nuestros barrios' e 'I-inde-independencia', entre otros cánticos. Con el lema 'En los Països Catalans desobedecemos por la independencia', los organizadores cifraron en 5.000 los asistentes a la marcha, que finalizó con discursos de distintos asistentes, entre ellos, la diputada de la CUP Anna Gabriel y la concejal Laia Estrada.

Quema de la bandera

Durante la marcha también se quemaron banderas españolas, europeas y francesas, un acto que Gabriel defendió al considerar que la gente "necesita expresar cuál es su estado de ánimo". "En un país que se dice democrático estas expresiones también deben tener cabida", dijo.

Antes de su intervención, Gabriel indicó a los medios de comunicación que la independencia debe impulsarse desde "la calle". Por su parte, Estrada reclamó al Govern un "gesto de ruptura" a favor de la independencia antes del verano de 2017.