Diario Sur

El PSOE-A ve «inviable» otro intento de Sánchez y pide la cabeza de Rajoy para dialogar

Juan Cornejo, Susana Díaz y Francisco Conejo, en la reunión de la ejecutiva del PSOE-A. :: AFP / GERARD
Juan Cornejo, Susana Díaz y Francisco Conejo, en la reunión de la ejecutiva del PSOE-A. :: AFP / GERARD

sevilla. La ejecutiva del PSOE andaluz, bajo la batuta de Susana Díaz, fijó ayer la posición de la federación más poderosa e influyente de este partido para desbloquear la situación de desgobierno de España. Díaz pide a su partido «reflexión y debate» y a Mariano Rajoy que dé «un paso atrás» y renuncie a ser candidato para facilitar el diálogo con el PP. Una posición que nada tiene que ver con los pasos que sigue dando Pedro Sánchez. Los socialistas andaluces descartan por «inviable» un nuevo intento de Sánchez para formar gobierno y piden al equipo del secretario general que no «engañe» a los ciudadanos con una operación que no va a dar «frutos» por el veto entre Ciudadanos y Podemos.

Los socialistas andaluces están convencidos de que Sánchez no seguirá adelante porque, aunque haya voluntad política, la arítmética sigue sin salirle. «No distraigamos ni cansemos a la gente», aconsejó a Ferraz el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo.

Un consejo comedido y envuelto en buenas palabras que no se corresponde con el enfado creciente con el secretario general que algunos dirigentes del socialismo andaluz se atreven a admitir en privado, aunque en público sigan la consigna de Díaz de «prudencia y lealtad» para no dar la imagen de un partido hecho un «galimatías», palabra utilizada por Cornejo.

Algunos admiten estar convencidos de que Sánchez trata de enredar porque quiere ir a unas terceras elecciones con la esperanza de mejorar el resultado del 26 de junio y afianzar su liderazgo en el partido. Convencidos, en definitiva, de que su objetivo es el mismo que el de Rajoy.

Susana Díaz no está por la labor y pese a sus reticencias ha acabado sumándose a la tesis de Felipe González para facilitar un Gobierno del PP exigiendo para ello la cabeza de Mariano Rajoy. El número dos de Díaz cargó contra el presidente en funciones, al que pidió que sea «generoso» con España y dé «un pasito atrás» después de «mirarse al espejo» y comprender que se ha convertido en «un gran problema para este país».

Arrogante

Hasta ahora Susana Díaz no era muy partidaria de exigir la renuncia de Rajoy, entre otros motivos porque ha ganado las elecciones y ha sido el único candidato en sumar votos el 26 de junio. La ha convencido «sus políticas y sus comportamientos», sobre todo tras su fracasada investidura. El nombramiento del exministro José Manuel Soria para el Banco Mundial y la actitud «arrogante» y «soberbia» de Rajoy quien, según Cornejo, está convencido de que se le debe dejar gobernar «por su cara bonita», han hecho a Díaz inclinarse por darle la razón al expresidente. «Son unos soberbios y unos prepotentes, este PP no se merece gobernar este país», enfatizó Cornejo.

La propuesta de Díaz abre la puerta a que el PSOE reflexione en un comité federal, que Cornejo da por hecho que habrá de celebrarse, sobre la abstención para dejar gobernar al PP con otro presidente o presidenta. Cornejo, sin embargo, se apresuró a aclarar que el PSOE andaluz no está en estos momentos hablando de «abstención» y pidió que no se interpretaran los silencios en este sentido.

Pese al comedimiento, Cornejo sí admitió que «pudiera ayudar» al «diálogo» con otras fuerzas políticas para desbloquear la situación de España «un candidato que no fuera Mariano Rajoy».