Diario Sur
Los charcos de Mónica de Oriol

Los charcos de Mónica de Oriol

  • La presidenta del Círculo de Empresarios ha saltado hoy a los titulares por las declaraciones sobre los embarazos en las mujeres trabajadoras, pero también es recordada por sus declaraciones sobre los 'ninis', los sindicatos y hasta Podemos

Mónica de Oriol ha incendiado Twitter con sus polémicas declaraciones sobre la mujer, y no es la primera vez que lo hace. La presidenta del Círculo de Empresarios aseguraba ayer que prefiere "contratar a mujeres menores de 25 y mayores de 45 para evitar embarazos". Esta representante empresarial, que ya se ha metido en más de un charco, participaba en la XXV Asamblea del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), y concluyó que "si una mujer se queda embarazada y no se la puede echar durante once años siguientes a tener su hijo, ¿a quién contratará el empresario?".

Las afirmaciones de Oriol, que han generado reacciones negativas en todas las redes sociales, resultan más llamativas si se tiene en cuenta que De Oriol tiene seis hijos. Y que, además, es la presidenta y principal accionista de la empresa de seguridad Seguriber. Su empresa tiene como filosofía: "Nos preocupa la motivación, seguridad y formación de las personas que trabajan con nosotros". 3.000 empleados afirman tener en total. Sin embargo, a principios de año, estos trabajadores se movilizaron para protestar por la "degradación" de sus condiciones laborales. El nombre de Seguriber, y De Oriol no saltaron a la actualidad sólo por estos hechos, sino porque era la empresa encargada de vigilar el Madrid Arena la noche que fallecieron cinco jóvenes que asistían a la trágica fiesta de Halloween en 2012.

"A los 'ninis' hay que bajarles el salario, no se les puede dar un dinero que no producen"

Entre las múltiples salidas de tono de Oriol, están su declaraciones de abril de este mismo año, en las que pedía "rebajar el salario mínimo" a los 'ni-nis'. Son las más recordadas. La presidenta pedía una rebaja del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), su argumentación era que "hay que dar un trato desigual a una formación desigual", de modo que sólo se abone esa remuneración si el trabajador tiene alguna cualificación o ha hecho la formación profesional dual (es decir, el llamado modelo alemán). De Oriol abundó en la controversia al criticar que la existencia del SMI "te obliga a pagar un sueldo a estos jóvenes –en referencia a los 'ninis'- aunque no valgan nada". "Hay que darles un dinero que no producen", insistió, por lo que en su opinión no deberían recibir dicho salario "hasta que no produzcan lo que cuestan".

No es la primera vez que la presidenta del Círculo criticaba que la reforma laboral aprobada por el Gobierno no hubiera ido más lejos, sobre todo en la rebaja de los costes del despido, situados en una indemnización de 33 días por año trabajado para salidas improcedentes. En este sentido, siempre ha abogado por que una vez hechos los cambios se tendría que haber apostado por "colocar a España a la cabeza, no seguir dejándola a la cola de Europa".

"España es un drama porque nos quedamos en el 'my tailor is rich'"

Los 'ninis' nunca han sido de su agrado. Criticó que la ley "obligue a pagar un sueldo por ellos", al demandar que se vincule el acceso a la prestación por paro a la búsqueda activa de un empleo. Y es que, según ella, algunos piensan que esa ayuda es como "tener dos años de vacaciones". Al respecto precisamente de la formación, lamentó que en España exista una "sobrecualificación" profesional que contrasta con el poco conocimiento de idiomas extranjeros, incluido el inglés. "Es un drama en España –apuntó-, porque nos quedamos en el 'my tailor is rich' y en las playas los camareros no saben contestar más allá de la tercera pregunta en esa lengua".

Los charcos de Mónica de Oriol

"La CEOE, UGT y CC OO son los herederos de los sindicatos verticales del franquismo"

Los sindicatos también se han llevado algún que otro piropo de Oriol. En junio acusaba a los agentes sociales de "funcionar como casta" y los nombraba "herederos de los sindicatos verticales del franquismo". El motivo de tal afirmación, según argumentó, es que se dedican a "defender sus intereses sectoriales" en vez de apostar realmente por la competitividad de las empresas y, por extensión, de la propia economía española. "Afortunadamente parece que se están reinventando en los últimos dos o tres años, pero se habían convertido en un brazo más del Gobierno", dijo. A su juicio, CEOE, UGT y CC OO están cortados por el mismo patrón: "herederos de los sindicatos verticales del franquismo", y sólo les diferencia que el primero representa a los empresarios y los segundos a los trabajadores.

Y de los sindicatos a los liberales sindicales, sus reproches se extendieron -a su jucio- a estas "personas que cobran un sueldo y no trabajan". El problema, dijo, es que luego "nos da miedo criticar al poder porque en cuanto sacas un poco la patita te manda un inspector de Hacienda o uno laboral". "Y luego te cierran la empresa o te ponen multas", añadió.

"Ante una población más envejecida el esfuerzo pone en dificultad el sistema de Sanidad pública"

Aunque con menos resonancia, la presidenta del Círculo también se ha mojado en el gasto sanitario español. Según unos datos publicados por su propio organismo, en el informe 'Un sistema sanitario sostenible II', los hospitales públicos con gestión privada reducen el gasto sanitario hasta en un 25%. Y defiende, es más, "la eficacia en la gestión de recursos y la satisfacción del paciente es mayor". "Ante una población cada vez más envejecida y con una esperanza de vida en aumento, el esfuerzo financiero que esto conlleva pone en dificultad el actual sistema públic", argumento De Oriol.

Hora de disculpas y el 'Podemos de la derecha'

Hoy Mónica de Oriol ha roto todos los registros con un atípico consejo para mujeres que quieran ser directivas: "El sacrificio para llegar a un puesto directivo tiene un precio y es: o te casas con un funcionario o tienes un marido al que le encantan los niños". En su día pidió perdón a los 'ninis'. "Me equivoqué en la manera en que me expresé. Lo siento y pido disculpas. Al hablar de los jóvenes sin formación, utilicé una expresión muy poco afortunada, que ha dado lugar a interpretaciones totalmente contrarias a lo que yo misma pienso". Hoy, inmediatamente, ha hecho lo propio, "he sido malinterpretada".

Lo que no se tuvo que explicar, pero sí extrañó, es cuando en las elecciones europeas hizo un guiño a Podemos, quizá lo único que no haya criticado en los últimos tiempos. Dijo que su entrada en el mapa político español ha sido "sanísima", afirmó, pues "refleja una sociedad con ganas de cambiar las cosas". Pero ironizó con la necesidad de crear "un Podemos de derechas". Entre 'ninis', mujeres trabajadoras, sanidad y sindicatos, quizá ya haya comenzado a esbozar un pintoresco programa.