MUNDIAL 2014

El (beneficioso) sexo de los campeones

Holanda, sin restricciones en cuanto a relaciones sexuales.
Holanda, sin restricciones en cuanto a relaciones sexuales. / Reuters
  • Las selecciones que prohibían las relaciones sexuales de sus jugadores durante el Mundial ya están fuera de la competición

  • Van Gaal, que bromea sobre el asunto, y Low han permitido que las mujeres de los futbolistas puedan acudir a los hoteles de concentración durante el torneo

31 días sin sexo. ¿Puede un deportista profesional aguantarlo? El Mundial de Brasil arrancó el 12 de junio y terminará el próximo domingo 13 de julio. Los futbolistas que participan tienen ciertas restricciones, pero las que más atención concentran suelen ser las sexuales. El debate en torno al beneficio del sexo es algo común en cada Copa del Mundo, aunque se da la curiosa circunstancia de que las selecciones más restrictivas están fuera del torneo. No es ningún tipo de estudio oficial, pero sí es cierto que los integrantes de Rusia, Chile, Bosnia y México tenían prohibido por parte del cuerpo técnico de su selección practicar sexo, pero ahora no deberán cumplir la norma ya que están desde hace unos días en sus respectivos países. «Nadie se ha muerto de abstinencia por 40 días», dijo el seleccionador mexicano Miguel Herrera algo escamado porque hace unos años dónde algunos jugadores montaron una fiesta con prostitutas.Safet Susic, al frente de Bosnia y Herzegovina, ofreció una solución a su plantilla para superar la prohibición: «Si no logran aguantarse sin tener sexo, siempre tendrán a mano la masturbación», dijo alimentando el debate de la influencia de la actividad sexual en el rendimiento de los deportistas.

Entre las supervivientes llama la atención Brasil, cuyo seleccionador, Luiz Felipe Scolari, permite a sus jugadores mantener relaciones pero con una exigencia: «Sólo sexo tradicional, sin posturas acrobáticas por lo general, el sexo normal, se realiza de forma equilibrada». La otra gran favorita junto a la anfitriona es Alemania, cuyo técnico Joachim Low ha comunicado que los futbolistas pueden disfrutar de vía libre en las relaciones sexuales mientras se abstengan de hacerlo el día antes del partido. Su rival en cuartos es Francia, donde Didier Deschamps ya informó que había dejado a los suyos libertad en este sentido: «No quiero que mis jugadores queden aislados. Todo depende de cuándo, cómo y cuánto». El médico del equipo informó a los futbolistas que el sexo es «relajante» y les marcó unas condiciones vinculadas al tiempo de la intimidad. Seguro que alguno de los galos ‘celebró’ el triunfo ante Nigeria, cuyo técnico Stephen Keshi tenía una norma muy peculiar: el sexo era permitido a los jugadores casados. Muchos de ellos no tenían a su pareja en Brasil.

Van Gaal y la «presión»

En el caso de Holanda, Louis van Gaal fue muy claro con eso y con todo el día antes de medirse a España en Salvador de Bahía. No habría restricciones, quería buen ambiente y que tuvieran a sus mujeres cerca, ha permitido que se alojasen en los mismos, siempre que no presionaran mucho a sus parejas. «Quizá en Sudáfrica la noche antes le presionó mucho», bromeó sobre Arjen Robben al que tenía sentado. Dos partidos después, tras el Holanda-Chile (2-0), el extremo le devolvió la broma al alabarle por acertar con los cambios en un partido resuelto con los goles de dos jóvenes (Fer y Depay) en el tramo final: «Van Gaal tiene una picha de oro», dijo a la televisión estatal. El técnico, tiró de mucho sentido del humor: «No lo sé, mi mujer Truus nunca ha dicho eso».

Llama la atención el caso de Bélgica, donde Marc Wilmots ha usado el tema como método para motivar al grupo: si llegan a semifinales, cota máxima alcanzada por los ‘diablos rojos’ en su historia, tendrán luz verde para las relaciones. Han cumplido con los dos primeros pasos, superar la primera fase y los octavos de final ante Estados Unidos, y ahora tienen en cuartos a Argentina, que curiosamente fue su verdugo en el mejor torneo de los belgas en 1986. Costa Rica, encajada en el grupo de la muerte junto a Uruguay, Inglaterra e Italia, está completando un torneo espectacular, el mejor que nunca ha hecho en la Copa del Mundo. En el país centroamericano, esperan un ‘baby boom’ similar al que vivió España tras la consecución del torneo en Sudáfrica. Jorge Luis Pinto, el seleccionador, había decidido que el equipo pasase sin sexo hasta el segundo partido del Mundial, donde Costa Rica logró su segundo triunfo ante Italia lo que unido a la victoria ante Uruguay les concedió el pase a octavos al conseguir. Seis puntos y la autorización a mantener relaciones sexuales. «Les dejo que puedan tener una vida sexual activa, mientras ganen después en el terreno de juego», explicó Pinto.

La pregunta que a muchos se les viene a la cabeza es… ¿Y España? Vicente del Bosque estaba entre esos entrenadores que permitieron el sexo, como Roy Hogdson (Inglaterra), Cesare Prandelli (Italia), Ange Postecoglou (Australia), Oscar Tabárez (Uruguay), Ottmar Hitzfeld (Suiza) y Jürgen Klinsmann (Estados Unidos) cuyas selecciones también han abandonado el torneo aunque no de un modo tan prematuro como el combinado español, donde sólo sabemos que Gerard Piqué e Iker Casillas tenían cerca a sus respectivas parejas. Alejandro Sabella en Argentina y José Pekerman con Colombia, al igual que otros técnicos, no han mostrado su postura en público sobre si están a favor o no de las relaciones sexuales, pero sí saben que los que optaron por prohibir el sexo durante el torneo han terminado regresando a casa antes de la semana decisiva.