Colombia

El infortunio de Andrés Escobar

vídeo

Momento en que Andrés Escobar anota un auto-gol frente a EE UU

  • Se cumplen 20 años de la tragedia más grande que ha provocado un autogol

  • El defensor colombiano fue asesinado durante la madrugada del 2 de julio de 1994

  • Colombia disputará ante Brasil los cuartos de final dos días después de la fatídica fecha

Cantaba Gardel que veinte años no son nada. Y para unos menos que para otros. Como para los colombianos, que aún siguen con el nudo en el estómago dos décadas después. Por que este 2 de julio se recuerda un trágico aniversario: la muerte de Andrés Escobar.

Quizá como guiño del destino, Colombia disputará ante Brasil los primeros cuartos de final de un Mundial de su historia este viernes, dos días después de la fatídica fecha que todo 'cafetero' mantiene en el recuerdo. Es imposible de borrar.

Y es que el fútbol a veces deja historias terribles, que conviven con las celebraciones, las alegrías y lo bonito del deporte rey.

Corría el verano de 1994 y la selección de Colombia partía como una de las favoritas para hacer un buen papel en el Mundial de fútbol, que se disputaba en Estados Unidos. Completaron una gran fase de clasificación apoyada en un bloque de jugadores irrepetibles. Habían ganado 0-5 a Argentina en Buenos Aires. La gente estaba eufórica.

Estaban ante una oportunidad única para asaltar el cetro del fútbol mundial. Dirigidos por Pacho Maturana, futbolistas como Valderrama, Valencia, Freddy Rincón, Asprilla o su capitán, Andrés Escobar, estaban haciendo soñar a todo un país que se encontraba viviendo una de sus peores épocas de violencia asociada al narcotráfico. Un año antes había caído el gran capo, Pablo Escobar. Poca gente sospechaba que el destino de esos dos Escobar, que no tenían ninguna relación, acabaría tan unido.

Una fase de grupos inolvidable

Todos los aficionados a este deporte recuerdan lo mal que terminó ese sueño para Colombia. En medio de presiones por lo que ocurría en su país, con las familias de los jugadores amenazadas por los narcos que habían apostado por la victoria, el equipo fue eliminado en la fase de grupos. Y eso que, a priori, estaban en un grupo, el A, que no parecía excesivamente fuerte, ya que se enfrentarían ante los anfitriones, Estados Unidos, con Rumanía y con Suiza.

Las cosas no empezaron bien, ya que cayeron derrotados en su debut ante la Rumanía de Hagi por 3-1. El segundo partido, ante Estados Unidos en Pasadena, era fundamental para las aspiraciones del equipo a pasar de fase, como todo el mundo esperaba. En aquel encuentro, que se celebró el 22 de junio de 1994, el marcador lo inauguró Estados Unidos. Lo hizo a través de un gol en propia puerta de Andrés Escobar. Era el minuto 35 de partido y el estadounidense John Harkes centró desde la izquierda. Escobar, defensa central de 27 años, con casi medio centenar de internacionalidades, intentó despejar, la mala suerte hizo que el balón se introdujera en la portería del guardameta Óscar Córdoba. El tanto condenó al zaguero.

Stewart marcó el segundo de los norteamericanos y el 'Tren' Valencia apuraría el encuentro con el tanto para los sudamericanos. Colombia estaba casi fuera. Era la última jornada, los 'cafeteros' derrotaron 2-0 a Suiza, pero la victoria de Rumanía por 1-0 ante EE UU los dejó últimos de grupo y eliminados.

Andrés Escobar regresó a Medellín tras la decepción que supuso la experiencia mundialista. Una ciudad controlada entonces por los narcotraficantes y con una tasa de homicidios de 380 por 100.000 habitantes.

Diez días después de su auto-gol, en la madrugada del 2 de julio, se encontraba en el aparcamiento de una discoteca llamda 'El Indio', cuando un fanático del fútbol llamado Humberto Muñoz Castro empezó a increparle. Desenfundó una pistola del calibre 38 y disparó hasta en seis ocasiones sobre el defensor colombiano. El asesino acompañó cada uno de sus disparos con la palabra '¡gol!'. Escobar murió 45 minutos después de ser tiroteado.

Las causas de su muerte

El suceso conmoció a Colombia y al mundo entero. Los jugadores de la selección colombiana fueron fuertemente escoltados y vigilados los días posteriores al asesinato. Al funeral de Escobar acudieron 120.000 personas, incluido el presidente del país.

Detalle de un busto del futbolista Andrés Escobar roedado de flores

Detalle de un busto del futbolista Andrés Escobar roedado de flores / Efe

El asesino fue detenido gracias a la colaboración ciudadana. Trabajaba como guardaespaldas de dos empresarios vinculados con el narcotráfico. Sobre las teorías del asesinato, más allá de ser un castigo por su fallo, se cree que pudo haber influido una trama de apuestas que se frustraron con la eliminación.

Humberto Muñoz Castro fue condenado en junio de 1995 a 43 años de prisión, que por una reforma legal se quedaron en 26. Por buen comportamiento, trabajos en prisión y estudios, salió en libertad en 2005, apenas 11 años después de su crimen. Una verguenza.

La memoria de Andrés Escobar sigue viva en Colombia. Los padres del futbolista crearon una escuela de fútbol con el nombre del defensa destinada a niños desfavorecidos y aún hoy, su figura es muy recordada por los hinchas del Atlético Nacional de Medellín, su club.