Diario Sur

Volvo serie 90, una gama más segura, premium y eficiente

Volvo serie 90, una gama más segura, premium y eficiente

  • Los nuevos modelos incorporan mejoras en materia de seguridad, con menor consumo y mayor conectividad

La gama 90 de Volvo, la más premium de toda la oferta existente de modelos del fabricante sueco, se actualiza con novedades en el apartado de seguridad, con motores más eficientes y mayor conectividad con la integración de los teléfonos móviles para la plataforma Android que se suma a la ya utilizada Apple Car Play, para ampliar la interfaz del vehículo con el conductor.

Una de las particularidades de este tipo de conectividad es el empleo de una pantalla dividida. De esta forma, a un lado aparecen las funciones del smartphone y al otro las del vehículo, una ventaja que hace innecesario cambiar de vista. Esta característica, que supone además una mejora de la seguridad, se ha diseñado de manera que la interfaz resulte muy sencilla de utilizar. El sistema también incluye la aplicación Over-The-Air, para conseguir la última actualización del navegador y por tanto con los mapas más vigentes.

Dos nuevos sistemas

En cuanto a los sistemas de asistencia al conductor, Volvo ha desarrollado dos nuevos avisos para mejorar la seguridad. Se trata de la alerta de firme deslizante y la alerta de luces de emergencia, dos funciones que utilizan la nube para compartir con otros vehículos información relevante para la seguridad.

La alerta de firme deslizante tanto sobre las condiciones de la calzada sobre la que circula como sobre las que encontrará más adelante, es una información que recibe de forma anónima de los vehículos que van por delante y avisa anticipadamente a los conductores del peligro de un tramo especialmente resbaladizo o de una placa de hielo.

La alerta de luces de emergencia informa de que más adelante hay vehículos que han activado las luces de warning, una ayuda para reducir la velocidad. Una información muy útil en cualquier momento, pero sobre todo en curvas sin visibilidad y cambios de rasante. Los dos nuevos sistemas de seguridad se van a implantar en Suecia y Noruega y progresivamente en otros mercados. Los nuevos XC90, S90 y V90 serán los primeros en equiparlos.

Aparte de los numerosos sensores de seguridad con que dispone la serie 90 de Volvo, la marca quiere que el conductor comparta todos los datos para prevenir accidentes, por ejemplo si hay algún peligro en la carretera o por malas condiciones de la calzada. Con el sistema que el fabricante denomina «seguridad conectada», se define un sistema totalmente nuevo de seguridad en la carretera.

La plataforma de la nueva gama se basa en la conocida en la marca como «arquitectura escalable de productos», sobre la que se construirán también los modelos de la próxima serie 60. Una base que permitirá el montaje de los nuevos sistemas de seguridad, sin apenas demora, en toda la gama de vehículos construidos sobre esa plataforma.

Además de las actualizaciones de conectividad y seguridad, Volvo también ha añadido algunas nuevas variantes de motores Drive-E con menores consumos. En el S90, el propulsor diésel D3 de cuatro cilindros asociado a un nuevo cambio manual de seis velocidades, proporcionará un consumo de combustible de 4,3 litros con una emisiones de CO2 de 114 g/km. También se ofrecerá una caja de cambios automática de seis relaciones con resultados similares; esta versión se venderá además con tracción total.