Diario Sur

Toyota C-HR, desde 24.250 euros

Toyota C-HR, desde 24.250 euros

  • A la venta la nueva propuesta de la marca para el segmento C, un crossover con tecnología híbrida que destaca además por su diseño

Las primeras unidades del nuevo Toyota C-HR empiezan a llegar a los concesionarios a finales de noviembre. El modelo, que se comercializa desde 24.250 euros, se encuadra en el segmento crossover y llama la atención por un diseño inspirado en la forma de un diamante. Como en el Prius, incorpora la cuarta generación del sistema full hybrid y la plataforma está derivada de la nueva arquitectura global de Toyota.

El coche se caracteriza por sus dimensiones compactas, de 4,360 metros de longitud, 1,795 de anchura, 1,555 de altura y 2,640 metros de distancia entre ejes; son similares al prototipo que se pudo ver por primera vez en el Salón de París de hace dos años. Con un estilo futurista y unos pasos de rueda que se proyectan hacia las cuatro esquinas, la estructura del nuevo C-HR combina una impactante carrocería con el perfil estilizado de un cupé.

Es el sistema que agrupa los distintos sistemas de asistencia como avisador de cambio involuntario de carril, control de luces, reconocimiento de señales de tráfico y sistema de seguridad precolisión.

Toyota Safety Sense de serie

Es el sistema que agrupa los distintos sistemas de asistencia como avisador de cambio involuntario de carril, control de luces, reconocimiento de señales de tráfico y sistema de seguridad precolisión.

Los diseñadores han buscado formas que recuerdan a gemas talladas con superficies fluidas. Por su parte, el frontal representa un nuevo desarrollo de la identidad de diseño de la marca, con la rejilla superior que fluye desde el emblema hasta los agresivos extremos en forma de aleta de los faros y envuelve las esquinas delanteras del vehículo. El estilo cupé del C-HR se realza gracias a los tiradores de las puertas traseras disimulados e integrados en el pilar C, y a la marcada línea de diseño del techo hacia un gran alerón trasero que se funde con la estructura.

En la parte trasera, el habitáculo es más estrecho, con un portón que contrasta con los pronunciados pasos de las ruedas, lo que acentúa la imagen en conjunto. Los grupos ópticos destacan por su diseño llamativo y se alargan hasta los laterales de la carrocería; pueden ir equipados con tecnología led para reflejar la vista trasera con una firma visual bien expresiva.

Por dentro, la instrumentación cuenta con detalles innovadores y una tecnología avanzada pero intuitiva y accesible. Todos los mandos, así como la pantalla táctil de 8 pulgadas del equipo de sonido y por el diseño asimétrico de la consola central, se orientan ligeramente hacia el conductor y no impiden que el pasajero delantero pueda seguir accediendo a los pulsadores necesarios.

El parte posterior es incluso más impactante que la delantera, con abultados pasos de rueda y la forma de los pilotos que recuerda a los de algún modelo de Lexus.

Más llamativo

El parte posterior es incluso más impactante que la delantera, con abultados pasos de rueda y la forma de los pilotos que recuerda a los de algún modelo de Lexus.

La calidad ha sido objetivo prioritario. Para mantener el concepto original del estilo interior, el equipo de calidad percibida se centró en mejorar el material de los componentes, como la uniformidad del grano, la textura, las formas, los colores y la iluminación en todos los elementos, incluso detalles como las costuras de los asientos. Muchos mandos presentan una forma similar, reflejo del motivo de diamante de la carrocería exterior.

Equipado con un sistema híbrido de última generación, el Toyota C-HR genera unas emisiones de CO2 de solo 82 gramos por kilómetro y el consumo combinado oficial es 3,6 l/100 km. Esta tecnología presenta un diseño más compacto, más ligero y menos costoso con avances en lo que se refiere a la batería, el motor eléctrico y el motor de gasolina. El nuevo sistema híbrido, en comparación con el de la versión anterior del Prius, se ha rediseñado por completo para ofrecer un consumo de combustible más bajo.

Con tres niveles de equipamiento Active, Advance y Dynamic Plus, el equipamiento de serie para todas las variantes de la gama incluye siete airbags, asistente de arranque en pendiente, climatizador bizona, control de crucero adaptativo, faros delanteros con función Follow Me Home y luz diurna de led, llantas de aleación de 17" con neumáticos de medidas 215/60 R 17, pantalla TFT de 4,2" en el cuadro de instrumentos, sensores de luz y lluvia, sistema de acceso y arranque sin llave, plegado rápido de los asientos posteriores, volante multifunción y tapizado en cuero para el sistema de sonido.

También es de serie el sistema multimedia Toyota Touch 2 con pantalla táctil multifunción de 8", Bluetooth con audiostreaming, conexión USB compatible con iPod y cámara de visión trasera. Además, todos los Toyota C-HR que se comercializan en nuestro mercado cuentan de serie con el conjunto de dispositivos de seguridad y ayuda a la conducción de Toyota (que la marca denomina Toyota Safety Sense).

Comprende los sistemas de asistencia al conductor como avisador de cambio involuntario de carril, control de luces de carretera, reconocimiento de señales de tráfico y sistema de seguridad precolisión con detector de peatones. El equipamiento más completo, que se conoce como Dynamic Plus añade detector de ángulo muerto y alerta de tráfico trasero.

Otros elementos de equipamiento destacados en el nuevo C-HR son el sistema avanzado de asistencia al aparcamiento, asientos calefactables, cristales traseros y laterales traseros oscurecidos, sistema de sonido Premium JBL con nueve altavoces y 576 watios y la pintura bitono en el caso de carrocería en Azul Nébula, Blanco Perlado, Gris Diamante y Gris Grafito con techo negro en todos los casos.

Disponible a finales de mes en todos los concesionarios de la marca, el precio parte desde 24.250 euros y es posible pagarlo a plazos de 225 euros al mes con Pay per Drive, la financiación de pago por uso de Toyota España.