El superventas de Ford se renueva

El nuevo Ford Fiesta tiene un diseño con detalles propios como la rejilla o los faros. :: ford/
El nuevo Ford Fiesta tiene un diseño con detalles propios como la rejilla o los faros. :: ford

Disponible en cuatro versiones, Vignale de gama alta, ST Line deportiva, Titanium y Trend

GABRIEL GARCÍA MÁLAGA.

La octava generación del superventas Ford Fiesta ya está disponible en la red de concesionarios, aportando un gran compendio de tecnologías de conectividad y ayudas a la conducción. Con carrocerías de tres y cinco puertas, las calidades interiores de este compacto europeo son superiores a los estándares del segmento B. Durante este año la gama se completará con un crossover, el Active, y un modelo ST que ofrecerá 200 caballos.

El segmento B en Europa ocupa un 20% de las ventas totales, y el diseño también tiene su importancia. Con una mayor fluidez y un aspecto más elegante, la rejilla del capó se ha hecho más amplia y los faros ofrecen una imagen envolvente. La línea media del coche se prolonga hasta los faros y las ventanas son más grandes, y en las puertas suponen un corte en la parte inferior y la superior del vehículo. Las llantas son de 18 pulgadas y diseño exclusivo no simétrico. En la zaga destacan las ópticas horizontales en forma de C y abundan en la amplitud.

Las ediciones especiales, como la Vignale o la ST Line, cuentan con elementos personalizados, muy visibles como las rejillas, cromados o los faros verticales.

El diseño interior se ha hecho pensando en el usuario y es más ergonómico y con materiales más suaves, también en el panel de instrumentos. En general se ha pensado en las interacciones con los dispositivos y las tablets. Es en suma una filosofía relajante en la que influye la reducción del número de botones, y una reubicación en la pantalla táctil de ocho pulgadas de fácil acceso para la conectividad.

El confort de viaje es importante y los ocupantes de los asientos traseros disponen de 16 mm más de espacio para las rodillas, y el mullido y los refuerzos laterales de éstos se han mejorado. El asiento del conductor es regulable y cuenta con apoyo lumbar. La posición del reposacabezas se ha reubicado. Se ha aumentado el espacio para guardar efectos personales.

El chasis incorpora un 36% más de acero, lo que confiere una mayor solidez a zonas clave, reforzando pilares cara a un posible impacto lateral. Los anclajes se han reforzado y detrás hay pretensores.

Propulsores

La gama de motores tanto en gasolina como en diésel está bajo normas Euro 6. El conocido y garantizado motor de gasolina EcoBoost de 1.0 litros llega disponible en tres potencias, 100, 125 y 140 caballos. Un tres cilindros con inyección directa a alta presión, árbol de levas independiente y un renovado diseño del cigüeñal que ofrece un gran rendimiento. Las emisiones de CO2 se anuncian en 97 gramos/Km y lleva asociada de serie una nueva caja manual de seis marchas. Opcionalmente, la versión de 100 CV con cambio en el volante por levas puede llevar una caja automática.

Hay un propulsor de 1.1 litros que comparte arquitectura con el 1.0, y ofrece versiones de 70 y 85 caballos, que reemplaza al anterior modelo de 1.25 litros, y lleva asociada una caja manual de cinco marchas. Se anuncia para él un consumo medio de 4,4 litros y unas emisiones de 101 gr.

Para diésel hay disponible una mecánica de 1.5 litros que otorga una potencia de 120 caballos, aunque también habrá una versión de 85 caballos que solo emitirá 82 gramos. El de 120 CV monta una caja manual de seis marchas y el fabricante anuncia un consumo medio de 4,3 litros y unas emisiones de 89 gramos. Cuenta con una cámara de combustión de diseño mejorado, un turbo de geometría variable (versión 120 CV) y una inyección de combustible mejorada. El alternador se activa selectivamente y recarga. Las tecnologías de Auto Start-Stop se han mejorado y en los motores 1.0 y 1.5 diésel hay una rejilla de cierre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos