Diario Sur

Seat León, lo bueno mejora

  • A finales de año empieza a venderse la renovada gama, con cambios estéticos y de equipamiento y nuevos sistemas de asistencia

La propia Seat resume en una frase el nuevo León: «todo ha cambiado para que casi nada cambie». La renovada gama León, que empieza a venderse a finales de año, actualiza su imagen con pequeños cambios, mejora el equipamiento e incorpora nuevos sistemas de asistencia al conductor. Se pone a la venta a finales de año y llegará a los concesionarios en las primeras semanas de enero.

El León representa uno de los tres pilares de la marca y el segundo escalón de la mayor ofensiva de producto del fabricante en su última estrategia. Tras el Ateca y el nuevo León, se lanzarán dos nuevos modelos en los próximos meses, como la quinta generación del Ibiza y el nuevo crossover más pequeño que se llamará Arona.

Armonizar el diseño

Seat apuesta en el nuevo León, y agrupa, por un lado, diseño, dinamismo, placer de conducción o facilidad de uso, y por otro, confort, tecnología y calidad. En el apartado estético, el objetivo de los diseñadores era armonizar la parte delantera y trasera con los laterales del coche. Cambia el parachoques, la rejilla delantera va más cromada y es de mayor tamaño y los faros de led también son nuevos.

Incorpora una nueva generación de faros delanteros y pilotos traseros con tecnología de led, incluidos los antiniebla. Los intermitentes se integran en la luz guía tanto delante como detrás y son de mayor tamaño en la parte trasera. El nuevo León es más silencioso que el modelo anterior y en el interior, la intensidad de los leds de luz ambiental es regulable desde la nueva pantalla de 8 pulgadas.

La próxima generación del León se reconoce por pequeños detalles, como los nuevos parachoques y rejilla delantera, los grupos ópticos o las llantas de aleación. En la imagen, la variante con el acabado más refinado Xcellence.

Nueva imagen

La próxima generación del León se reconoce por pequeños detalles, como los nuevos parachoques y rejilla delantera, los grupos ópticos o las llantas de aleación. En la imagen, la variante con el acabado más refinado Xcellence.

En cuanto a la gama de sistemas de asistencia al conductor, se incrementa con el Traffic Jam Assist, una función que, en combinación con el cambio DSG, realiza una conducción autónoma en situaciones de tráfico con paradas frecuentes, por ejemplo en un atasco. El coche maniobra, acelera y frena automáticamente dentro de los límites del sistema hasta una velocidad aproximada 60 km/h. Otra característica adicional es el sistema de control de crucero adaptativo que puede frenar sin intervención del conductor en caso de emergencia.

El nuevo Seat León también incluye una nueva consola central con freno de mano eléctrico, reconocimiento de señales de tráfico, ayuda al aparcamiento tanto en línea como en batería, asistente de emergencia y de luz en carretera. La cámara y el sistema de navegación se han mejorado para reconocer ahora un mayor número de señales de tráfico.

Los sistemas de conectividad de Seat para información y entretenimiento se conocen como Easy Connect, Seat Full Link y el exclusivo Seat ConnectApp que incluye reconocimiento de voz y por control de gestos. Es novedad la pantalla táctil de 8 pulgadas y dispone además de un hueco específico en la consola central que permite cargar un teléfono móvil sin cables y para zonas con baja cobertura viene equipado con un amplificador de señal GPS.

En la consola central destaca la nueva pantalla táctil de 8 pulgadas. Los sistemas de entretenimiento y conectividad son más completos lo mismo que los sistemas de asistencia al conductor.

Nueva pantalla

En la consola central destaca la nueva pantalla táctil de 8 pulgadas. Los sistemas de entretenimiento y conectividad son más completos lo mismo que los sistemas de asistencia al conductor.

Para el equipamiento, el nuevo León ofrece inicialmente cuatro niveles: Reference, que es el acabado de acceso, Style, FR (el deportivo) y el más novedoso y refinado Xcellence. Este último cuenta con una tapicería exclusiva (en tejido Alcántara y cuero como opción), el sistema Kessy de entrada sin llave e iluminación ambiente de múltiples colores. En el exterior, el Xcellence se reconoce por la rejilla delantera cromada de nuevo diseño o los marcos cromados de las ventanillas.

En la gama de motores, la novedad radica en el diésel 1.6 TDI de 115 caballos que se añade a las otras versiones de gasóleo, más los gasolina y otra variante para su funcionamiento con GNC (Gas Natural Comprimido). Las cajas de cambio son manuales de cinco o seis velocidades, y los dos tipos de DSG, automáticas, de doble embrague con seis o siete relaciones. Como en los León actuales, todos los modelos son tracción delantera excepto el 4Drive, con tracción a las cuatro ruedas mediante embrague Haldex de quinta generación.

La composición de la nueva gama por tipo de carrocería permanece igual, con cinco puertas, SC de tres puertas y el familiar ST. Este station wagon es quizá la sorpresa de la gama al haber conseguido casi el 35 % de las ventas. El más deportivo, el Cupra, aún no hay confirmación de cuándo se pondrá a la venta aunque llegará en un futuro próximo.