Skoda Karoq, apuesta segura

Skoda Karoq, apuesta segura

Un SUV a la moda con una excelente relación precio/prestaciones/equipamiento

MANU CORTÉS

Un excepcional espacio interior y un gran maletero, nuevos sistemas de asistencia al conductor y un panel de instrumentos digital configurable en cuatro modos, son algunas de las características destacadas del nuevo Skoda Karoq, un SUV compacto y versátil que cuenta además con cinco motores distintos, gasolina o turbodiésel, con potencias que van desde los 115 hasta los 190 caballos, además de ofrecer versiones de tracción delantera o a las cuatro ruedas.

Con relación al diseño, el Karoq adopta los últimos códigos de estilo de la marca. En el frontal, la amplia parrilla dispone de 13 tiras verticales dobles, con el perfil trapezoidal característico de Skoda. Por encima, el logotipo, desde donde parten dos marcadas líneas de diseño que acentúan el capó. Visto de perfil, destaca la línea que empieza desde el final de los faros delanteros y recorre todo el lateral hasta llegar a los pilotos posteriores. Los pasos de rueda son prominentes y en la parte trasera la luna es de gran tamaño, perfilada por un alerón en el borde del techo y las luces muestran el diseño en forma de C característico de Skoda.

En los acabados altos de gama, son opcionales los faros “full” led. Las luces de cruce sirven como faros antiniebla y también ofrecen una iluminación adaptable. El sistema de iluminación frontal adaptativa viene equipado de serie. Previo pedido, el portón trasero del Karoq es eléctrico con la posibilidad de accionarlo mediante el pie, la maneta trasera, la llave de control remoto o por el mando situado en la consola central. Esa opción se combina con el sistema de apertura y encendido sin llave, disponible en dos variantes. También es nuevo el gancho de remolque retráctil eléctrico, que solo se despliega cuando se necesita.

Habitáculo muy habitable

El Karoq mide 4,38 metros de largo por 1,84 m de ancho, con lo que se consigue un habitáculo muy habitable para cinco ocupantes y un gran maletero con una capacidad de 521 litros, que, con los asientos traseros abatidos aumenta hasta los 1.630 litros. En las plazas traseras, un pasajero de 1,80 metros de altura sentado bien erguido aún le queda un buen espacio entre la cabeza y el techo y el hueco para las piernas es enorme y más propio de un modelo de un segmento superior.

Otro de los puntos fuertes del Karoq es su apuesta por la conectividad: pantalla táctil, sistemas de navegación con conexión wifi, integración del smartphone o servicios de asistencia en caso de accidentes o emergencias son algunos de sus equipamientos.

El nuevo Skoda Karoq llega con una numerosa oferta de sistemas de ayuda a la conducción, que incluyen freno de emergencia en ciudad, control de crucero adaptativo, asistente de carril y detector de ángulo muerto con alerta de tráfico cruzado. Si se equipa control de crucero y la caja de cambios DSG, el asistente de tráfico en atasco viene como función adicional y mantiene la velocidad y la frenada en condiciones de tráfico lento. Además, puede incluir soluciones de información, entretenimiento y conectividad.

El sistema Front Assist utiliza un sensor de radar que capta una gran área y también funciona cuando la visibilidad es escasa; si el sistema detecta una colisión inminente, advierte al conductor por etapas, y si es necesario, puede iniciar el frenado automático hasta una parada de emergencia siempre que se circule por debajo de 34 km/h. La asistencia a la protección predictiva de peatones es parte del Front Assist y actúa para iniciar una parada de emergencia a velocidades entre 10 y 60 km/h si un peatón intenta cruzar por delante del coche.

Ficha técnica Karoq 1.0 / 1.6 TDI

Combustible: Gasolina / Gasóleo

Cilindros: 3 en línea / 4 en línea

Cilindrada: 999 cm3 / 1.968 cm3

Potencia: 115 caballos / 150 caballos

0 a 100 km/h: 10,6 seg. / 10,7 seg.

Velocidad: 187 km/h. / 188 km/h.

Consumo: 5,3 litros / 4,6 litros

Largo: 4,38 m.

Ancho: 1,84 m.

Alto: 1,60 m.

Maletero: 521 litros

Precio (con promociones): 19.700 euros / 22.050 euros

El sistema de detección de ángulo muerto, junto con el de alerta de tráfico posterior, hace que la conducción sea más relajada. Desde velocidades de 10 km/h, dos sensores de radar en la parte trasera controlan el tráfico tras del SUV compacto. Si otro vehículo se mueve en el punto ciego o se aproxima rápidamente desde atrás, se enciende una luz led de aviso en la acera visible del espejo exterior correspondiente. Si el conductor utiliza el intermitente a pesar de la advertencia, el led parpadea a intervalos cortos. Aparcando o yendo en marcha atrás, también suena una señal de advertencia si otro coche se acerca por un lado.

El nuevo Karoq también dispone del sistema de reconocimiento de señales de tráfico, que, basado en el funcionamiento de una cámara, detecta las señales más comunes y las muestra como un pictograma en el panel de instrumentos digital o en el sistema de navegación. Asimismo, los faros “full” led están disponibles como opción a partir del acabado Ambition, y en el interior la nueva iluminación ambiental led en los embellecedores de las puertas y el salpicadero puede configurarse en diez colores distintos.

También dispone de volante calefactable y tres llaves personalizables. Tan pronto como un conductor desbloquea el coche se establecen sus ajustes individuales. Comprenden muchas áreas de funcionamiento como el perfil personal de conducción, los sistemas de asistencia, la iluminación interior y exterior, el climatizador, los sistemas de información y entretenimiento y los asientos ajustables eléctricamente.

La gama actual de motores se compone de cuatro propulsores, dos turbodiésel TDI (115 y 150 caballos) y dos de gasolina TSI (115 y 150 CV). La variante intermedia de 150 caballos destaca por el sistema ACT, una tecnología que desconecta dos cilindros a bajo régimen del motor o por ejemplo en una bajada pronunciada en beneficio de un consumo inferior.

La unidad 2.0 litros turbodiésel TDI de 190 caballos, con tracción total y cambio DSG de siete velocidades, completará la gama en los próximos meses. Las prestaciones de este nuevo propulsor son de auténtico deportivo: 400 Newton metro de par motor, velocidad punta de 211 Km/h, con un consumo medio mínimo de 5,3 litros. Todos los motores del Karoq cumplen con la normativa de emisiones Euro 6, en parte por su inclusión de serie de los sistemas Stop-Start y de recuperación de la energía de la frenada.

En función del motor y los niveles de equipamiento, las cajas de cambios son manuales de seis velocidades o automática DSG “doble embrague”. Con esta última, el conductor puede seleccionar los modos “D” o “S” o bien de forma manual ya sea con la palanca o las levas del volante, que se montan de serie.

El sistema de tracción total dispone de una unidad de control electrónico que calcula constantemente el par motor ideal para el eje trasero y permite que la pérdida de tracción quede virtualmente eliminada. También se ofrece un selector de modo de conducción que permite ajustar la gestión del motor y el cambio DSG, la dirección asistida, el aire acondicionado y otros sistemas en modo Normal, Eco, Sport e Individual. En las versiones de tracción total se puede optar por el modo Snow, diseñado para circular por nieve.

Fotos

Vídeos