A la venta la nueva Clase C de Mercedes

A la venta la nueva Clase C de Mercedes

El C 180 es el modelo de acceso a la gama que vale con cambio automático desde 41.104 euros

Mercedes empieza a vender la nueva Clase C, el modelo más vendido de la marca de la estrella. La nueva gama se reconoce por elementos estéticos modificados en el frontal, así como la disposición de faros y luces posteriores. Otras novedades son los motores diésel y gasolina, la estructura de los equipos electrónicos, como el visualizador digital del cuadro de instrumentos disponible como opción, y los sistemas multimedia con posibilidades de visualizado a medida. Además, ahora los dispositivos de asistencia a la conducción son similares a los del Clase S.

En 2017 se vendieron en todo el mundo más de 415.000 unidades, tanto del berlina como del familiar (Estate); una gama que incluye dos versiones deportivas de dos puertas. El Clase C se fabrica en cuatro plantas: Bremen (Alemania), East London (Sudáfrica), Tuscaloosa (EE. UU.) y Pekín (China). Esta última alberga la producción de la versión larga del Clase C Berlina, destinada en exclusiva a ese mercado que fue el pasado año el de mayor número de ventas.

Los cambios exteriores se localizan en la parrilla de efecto diamante y los parachoques delanteros presentan un nuevo diseño en todas los niveles de equipamiento con un decorativo cromado (en combinación con el acabado Avantgarde) o un listón de tres piezas (para el Exclusive exterior). En el caso del AMG, se reconoce por un faldón delantero y un nuevo inserto de efecto difusor en la zaga.

Faros High Performance

Todos los Clase C equipan de serie faros de led High Performance, con un diseño interior más llamativo. En opción se comercializa el dispositivo Multibeam con luces de carretera Ultra Range que proporciona una visibilidad excelente. En el modo de luz de carretera, permiten iluminar de forma permanente una zona más amplia de la calzada sin deslumbrar a otros conductores. Esto produce el máximo de intensidad lumínica pero al detectar vehículos que vienen en sentido contrario, el módulo se apaga ligeramente para generar una zona de sombra.

El interior es más deportivo, con una nueva interpretación del lujo moderno. Se emplean nuevos materiales, como madera de nogal marrón o de roble antracita, y nuevas tonalidades en el caso del acabado AMG Line. La función de arranque sin llave es de serie. Otra novedad es el paquete de asientos multicontorno, con una bomba neumática de accionamiento eléctrico para ajustar los apoyos laterales y el lumbar.

El cuadro de instrumentos digital, que se ofrece en opción, es similar al utilizado en la nueva Clase S, con una pantalla personalizable y futurista de 12,3 pulgadas en tres estilos: Classic, Sport y Progressive. Para la pantalla central el tamaño de serie, con Audio 20, es de 7 pulgadas y con incremento de precio se vende una pantalla de 10,25 pulgadas en formato 16:9.

El nuevo Clase C monta una nueva generación de motores de gasolina de cuatro cilindros y en las variantes de 1,5 litros, el C 200, equipa un sistema adicional de 48 voltios con alternador accionado por correa. Este propulsor desarrolla 184 CV más la potencia adicional del motor eléctrico (10 kW), lo que proporciona mejores prestaciones y reduce el consumo por el modo de planeo con el motor apagado mientras el vehículo prosigue la marcha sin propulsión. Como en los diésel, llevan filtros de partículas para una menor emisión de gases contaminantes.

Mercedes C 180

El modelo de acceso a la gama es el C 180, con 156 CV y un consumo de combustible en el ciclo mixto a partir de 6,5 l/100 km. Otra novedad es el dos litros para el C 300 con 258 caballos y un par de 370 Nm.

En la gama diésel, es novedad un motor 1.6 asociado a un cambio automático 9G-Tronic. El C 200 d desarrolla 150 CV con un consumo oficial a partir de 4,8 l/100 km. El más potente C 220 d rinde 194 CV y un par de 400 Nm.

En el tope de gama, el motor V6 biturbo del AMG C 43 4Matic, con dos turbos, genera una potencia de 390 CV y un par motor máximo de 520 Nm, disponible desde un régimen de 2.500 revoluciones y se mantiene constante hasta las 5.000 rpm. Esta versión acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y el cambio AMG Speedshift TCT 9G se ha optimizado para transmitir las prestaciones más brillantes.

El C 220 d se comercializa con tracción integral permanente 4Matic. La proporción de potencia entre ambos ejes es del 45 % del par al delantero y 55 % al trasero. En los más deportivos AMG C 43, el sistema de transmisión a las cuatro ruedas varía y da más prioridad al eje trasero: 31 % delante y 69 % detrás.

El nuevo Clase C equipa la generación más moderna de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes, dispositivos que pueden conducir de forma semiautónoma en más situaciones que hasta ahora. Además, utiliza los datos de los mapas de carreteras del sistema de navegación para las funciones de asistencia. Es el caso del asistente activo de distancia Distronic que puede adaptar la velocidad en función del trazado de la ruta prevista.

También se añaden nuevas funciones del asistente activo de dirección, como para el cambio de carril de funcionamiento intuitivo y el de parada de emergencia. El asistente de frenado activo puede aportar una contribución importante para evitar una colisión por alcance con vehículos precedentes que circulan a menor velocidad o que están detenidos, e incluso con peatones o ciclistas que atraviesan la calzada, o al menos a reducir las consecuencias de un accidente.

Es novedad el aviso automático en caso de que el vehículo estacionado sea remolcado o sufra daños causados por otro vehículo, o bien en caso de que alguien intente forzar la cerradura. Los sensores del equipo opcional «alarma antirrobo» pueden reconocer una situación y envían de inmediato un aviso a la Mercedes me App vía «notificación push». El equipamiento opcional incluye los nuevos sensores y el «software» correspondiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos