Motor diésel para el Honda Civic

Motor diésel para el Honda Civic

Disponible a partir de marzo del año que viene, destaca por un consumo previsto de solo 3,7 litros

La décima generación del Honda Civic añadirá a su gama un motor diésel 1.6 i-DTEC de 120 CV en exclusiva para el mercado europeo. Se empezará a vender en marzo de 2018 y destaca por su bajo consumo, de solo 3,7 litros, de acuerdo al nuevo del ciclo de emisiones y consumo de combustible que entra en vigor este año. La mecánica proporciona un buen rendimiento por las mejoras significativas efectuadas con el objetivo de potenciar las prestaciones en condiciones reales de conducción.

De acuerdo con los nuevos ciclos de consumo y emisiones, el nuevo Honda Civic 1.6 i-DTEC partirá desde una cifra de 3,7 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 99 g/km. Entre las mejoras realizadas en el motor diésel de 1,6 litros, destaca la incorporación de unos pistones fabricados con una aleación de acero con cromo y molibdeno que aportan mayor durabilidad, y un nuevo sistema de esmerilado de cilindros.

120 caballos de potencia

El propulsor 1.600 emplea el mismo sistema de inyección de combustible de Bosch, utilizado en la versión anterior, y lleva un turbo compacto para una respuesta más brillante desde bajos regímenes del motor. La potencia de 120 caballos se alcanza a 4.000 revoluciones y rinde un par de 300 Nm. Para esta mecánica se anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h de 10,4 segundos.

Gracias a un nuevo sistema de conversión del almacenamiento de óxidos de nitrógeno con catalizadores de mayor tamaño, el nuevo motor 1.6 i-DTEC es uno de los primeros en superar el test de emisión de partículas y NOx según RDE (siglas en inglés de emisiones reales de conducción). También la cifra de consumo se ha realizado en base a la nueva normativa de WLTP, (siglas en inglés de Worldwide Harmonised Light Vehicle Test Procedure).

Si el actual sistema, conocido como ciclo NEDC, se basa en un perfil de conducción teórico, el nuevo WLTP se ha desarrollado con datos reales lo que garantiza unos resultados mucho más cercanos a la conducción de cualquier usuario. Se divide en cuatro secciones, con velocidades medias distintas (baja, intermedia, alta y muy alta). Cada bloque contiene diversas fases de conducción, como desaceleración, aceleración y frenado. Para cada nuevo tipo de vehículo, la configuración de cada conjunto propulsor se prueba en las versiones más ligeras y pesadas del coche de conformidad con el WLTP.

La baja cifra de consumo se basa de acuerdo con el nuevo sistema de medición, más acorde a las condiciones reales de conducción

Las pruebas RDE se llevarán a cabo junto con el ciclo NEDC actual y los futuros WLTP como proceso de validación. Unos exámenes que garantizan emisiones reducidas en condiciones de circulación por carretera en Europa. Se realizan como parte de la aprobación de un tipo de emisiones en vías públicas con tráfico real mediante un sistema portátil de medición de emisiones. El límite inicial de NOx para motores diésel que estipulan las pruebas RDE es de 168 mg/km, cuya entrada en vigor es el 1 de septiembre de 2017.

El nuevo motor se ensamblará en la fábrica de Honda en el Reino Unido y se venderá tanto en las versiones de cuatro como en las de cinco puertas de la última generación del Civic. A mediados de 2018, se ofrecerá en opción una caja de cambios automática de nueve velocidades. El nuevo Civic diésel se presentará oficialmente en el Salón de Fráncfort.

Fotos

Vídeos