Ford Mustang, nuevos horizontes

Ford Mustang, nuevos horizontes

La nueva versión es más rápida, con mejoras en el chasis e innovadores sistemas de ayuda al conductor

Una de las novedades importantes en el estand de Ford en el Salón de Ginebra es el nuevo Mustang. Uno de los modelos por excelencia de la marca en EE. UU., llega al mercado europeo tanto en carrocería cupé como descapotable, con mayor potencia, un nuevo cambio de marchas automático de diez velocidades e innovadoras tecnologías de asistencia al conductor.

El nuevo Ford Mustang se reconoce por una carrocería más estilizada pero con líneas atléticas que mantienen el carácter habitual del modelo. El perfil del capó es más bajo y con tomas de aire integradas, y un diseño de la rejilla inferior modificado que mejora la aerodinámica. Los faros delanteros también son nuevos para reflejar la forma trapezoidal de la calandra superior. El faldón frontal es más grande e incrementa la fuerza descendente para ayudar a que la carrocería vaya más pegada a la carretera a velocidades elevadas.

Detrás, los faros tribarra tridimensionales son de led de serie y se modifica el paragolpes que agrupa un elemento difusor con cuatro tubos de escape en el caso del más potente V8 de 5.0 litros. También se ofrece un apéndice opcional que le confiere un perfil aún más deportivo. Además, crece la gama de opciones de personalización, hay nuevas llantas forjadas y se va a comercializar con tres nuevos colores, más llamativos, como el Azul Kona, Naranja Fury y Escarlata Real.

El interior refleja una impresión más prémium con materiales suaves en la zona de las puertas, con los tiradores de las puertas en aluminio. Para la consola central se emplea un tapizado cosido a mano con hilo en color contraste y se adorna el cuadro de instrumentos con cuatro nuevos acabados de aluminio. También hay disponible un paquete interior conocido como Carbon Sport con detalles de efecto ante Alcántara en las puertas y asientos y la palanca de cambio en fibra de carbono.

El potente motor V8 de 5.0 litros de cilindrada ha sido desarrollado para ofrecer un mayor rendimiento, con un límite de revoluciones más alto. La potencia máxima de 450 CV y los 529 Nm de par se combina con un aumento en la entrega de potencia en la parte baja del cuentarrevoluciones. Para esta mecánica se incorpora el modo “buen vecino” para disminuir el ruido de escape sobre todo a primeras horas de la mañana y evitar molestar a los vecinos.

Cambio automático de diez velocidades

También es novedad la caja de cambios automática de diez velocidades que permite distintas configuraciones para optimizar el rendimiento en los modos de conducción. La transmisión manual de seis velocidades se refuerza para el V8 con un embrague de doble disco y un volante bimasa. Va equipada con la denominada tecnología de gestión de revoluciones que proporciona un ligero golpe de gas cuando se reduce para igualar la velocidad de rotación del motor con la de la marcha que está siendo seleccionada.

En un escalón inferior, el motor de gasolina EcoBoost 2.3 litros rinde 290 CV y 440 Nm de par, con un consumo medio de 9,0 l/100 km y unas emisiones de 199 g/km en el caso de la caja de cambios manual de seis velocidades. Esta mecánica dispone de una función 'overboost' para el turbo, con lo que se alcanza una mayor aceleración en un periodo de tiempo limitado y muy útil para situaciones específicas, por ejemplo a la hora de adelantar a un vehículo lento.

Los cambios en la suspensión afectan a los amortiguadores, modificados para una mejor estabilidad en curva. Se trata de un nuevo sistema con un fluido que se adapta de forma electrónica para ofrecer una mayor o menor resistencia, según el tipo de carretera o la forma de conducción. La suspensión es más rígida en la parte trasera y las barras estabilizadoras son de mayor grosor para un menor balanceo de la carrocería en los virajes.

El nuevo Mustang permite varios modos de conducción (Normal, Sport, Circuito y Mojado). También es posible una función de aceleración desde parado y una propia configuración con modificación en el sonido de escape, accionamiento de marchas más rápido, respuesta del acelerador y la dirección.

El coche puede incorporar una amplia gama de tecnologías de ayuda al conductor, como el control de crucero adaptativo y alerta de distancia además del asistente precolisión con detección de peatones, diseñado para reducir la gravedad e, incluso, mitigar colisiones frontales en las que se vean implicados vehículos y peatones. También lleva aviso de abandono de carril con la ayuda de mantenimiento de carril.

El cuadro de instrumentos es personalizable y digital, con una pantalla de 12 pulgadas. Se modifica por sí solo según el modo de conducción elegido y puede ser programado para mostrar distintos indicadores en varios colores. No falta el sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3, con distintas funciones para regular las funciones de audio, navegación y climatizador, así como la conexión de los móviles conectados. El sistema es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

En cuanto al Mustang Bullitt, edición especial que rinde homenaje al Mustang GT que aparecía en la película protagonizada por Steve McQueen, equipa una variante más potente del motor V8 5.0 litros con una potencia prevista de 464 CV y un par de 529 Nm.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos