El líder europeo se moderniza

El 'hermano mayor' de la familia Fiat 500 se ha rejuvenecido con un 40% de nuevos elementos. :: fiat/
El 'hermano mayor' de la familia Fiat 500 se ha rejuvenecido con un 40% de nuevos elementos. :: fiat

Después de cinco años, el 500 más grande se renueva y ofrece las versiones Urban y Cross, y pronto el Wagon

GABRIEL GARCÍA MÁLAGA.

En julio de 1957 apareció en los mercados el Fiat 500, todo un icono para un país en plena renovación y avance. Con más de dos millones de unidades vendidas y 400.000 en 2016, el 500L, el 'grande' de la familia, se ha renovado, y junto a las versiones Urban y Crosss que ya están disponibles, próximente llegará el Wagon, con siete plazas y un maletero a partir de 638 litros, que será una versión familiar.

La versión Urban, con 2,24 metros y un maletero disponible a partir de los 455 litros, de gran versatilidad y muy luminoso, con la opción de un techo solar de 1,52 metros, reúne numerosos elementos comunes de diseño. En el frontal, la combinación conocida como bigotera y logotipo en el frontal de tipo trapezoidal, con los faros circulares propios del modelo desde sus inicios, aunque los paragolpes y sus nervaduras y los cromados son más de la personalidad actual. En la zaga también destacan las aplicaciones cromadas y los grupos ópticos muy visibles y con nuevo posicionamiento para los antiniebla y luces de marcha atrás.

El nuevo 500L está disponible en diez colores y tres combinaciones de techo, lo que permite un total de 37 configuraciones, siendo nuevos tres de los colores de carrocería.

Para ambas versiones el total de elementos nuevos supone un 40%, toda una renovación que se hace también patente en el interior. El volante es multifunción y el velocímetro y cuentavueltas del motor son redondos, y hay una pantalla gráfica en color de 3,5 pulgadas. El nuevo panel de instrumentos está muy visible y hay la posibilidad de una pantalla digital TFT de 7,5.

Según el acabado (Lounge), dispone de otra pantalla táctil de 7 pulgadas. Además, toda la gama mejora en el apartado de seguridad, destacando el City Brake por sensores, espejo de vigilancia interior, retrovisores eléctricos, etc.

Aventurero

Si el modelo Urban con sus dos acabados representa la versión urbana, el espíritu aventurero y deportivo se refleja más en los 4,28 metros del Cross. Sus nuevos paragolpes con placa protectora, llantas de aleación de 17 pulgadas bicolor diamantadas, su parrilla delantera, sus 25 mm de elevación, se complementan con la pantalla táctil de 7 pulgadas, los detalles cromados, diseño de tejidos y costuras propias del modelo, franja del salpicadero en el color del cuerpo del coche, y opcionalmente asientos en piel gris o negra.

El 500L Cross, todo un 'crossover', cuyo maletero puede alcanzar los 455 litros para transportar mucho material deportivo o de excursión, destaca la aportación tecnológica de serie del Mode Selector.

En la consola central hay un mando que se gira y que permite elegir entre tres respuestas distintas que puede ofrecer el vehículo: Normal, Tracción + y Gravity Control. La primera es la respuesta predeterminada y prima la conducción confortable y segura en condiciones normales. La Tracción +, que se podrá activar por debajo de los 30 Km/h, facilita el arranque en suelos deslizante, transfiriendo el par a la rueda con mayor agarre. El modo Gravity está relacionado con ésta y mantiene la velocidad en descensos.

Disponible a partir de 11.950 euros, en cuanto a motores se ofrecen dos de gasolina, 1.4 y 0.9 de 95 y 105 caballos; GLP de 120 CV, y gasolina más gas natural 0.9 Twin Air de 80 CV. También hay dos diésel, un 1.3 con 95 CV y un 1.6 de 120 CV. Las cajas de cambio pueden ser manuales de cinco y seis relaciones, y Dual.

Fotos

Vídeos