HYUNDAI KONA. Refuerzo para liderar el segmento SUV

No es exactamente el 'hermano menor' del Tucson, pero es un SUV compacto de gran personalidad. :: hyundai
/
No es exactamente el 'hermano menor' del Tucson, pero es un SUV compacto de gran personalidad. :: hyundai

La tracción total y el cambio automático suponen dos grandes apuestas para el segmento SUV-B

GABRIEL GARCÍA MÁLAGA.

Gibralfaro Motor, concesionario oficial en Málaga de la firma automovilística Hyundai, se vistió ayer de gala para presentar a clientes y amigos el Kona, su modelo compacto dentro de los SUV pequeños, que nace con el importante objetivo de mejorar la atractiva imagen de la marca en el mundo, y con unas previsiones de 12.000 a 14.000 unidades por año completo. El Kona tiene unas dimensiones contenidas: 4.165 mm de largo, 1.800 de ancho, 1.550 de alto y una batalla de 2.600 mm, y está disponible en diez colores, combinables con tres acabados interiores.

La historia de los SUV en el fabricante coreano nació en 2001 con el Santa Fe. Hoy, la versión actualizada de éste, el Grand Santa Fe, y el Tucson, que se lanzó en 2015 y lleva vendidas más de 200.000 unidades, potencian el lanzamiento del Kona, con un diseño elegante, moderno y muy cuidado, con detalles como los faros full led o el techo bitono, o las tapicerías con costuras tintadas, que marcan ese diseño. Además, el Kona incorpora el sistema head-up display, que proyecta información importante en la línea de visión del conductor, y el sistema Display Audio permite a los pasajeros acceder a Apple Car Play y Android a través de una pantalla de siete pulgadas. El exclusivo conjunto de sonido Krell, con ocho altavoces y un amplificador, proporciona una gran calidad en el audio.

En su frontal destaca la imagen de marca, la parrilla en cascada, y los faros gemelos en led aportan una gran capacidad lumínica, que junto a las luces de día conforman un aspecto moderno. Incorpora detalles cromados en mate, barras de techo, y otros elementos como las cortinas de aire en los parachoques que le dan un aspecto propio. El spoiler trasero integra la luz de freno led. La estructura es ligera y resistente, hecha con acero de alta resistencia que fabrica Hyundai. La seguridad interior se ha reforzado y la visibilidad es amplia dada la altura de los asientos.

En el interior, además de los tonos suaves y la calidad del material, destaca la pantalla táctil de ocho pulgadas en el salpicadero, el volante calefactable y el arranque por botón. Los asientos son ajustables electrónicamente y el maletero tiene una capacidad de 361 a 1.143 litros.

Propulsores

La gama de motores está turboalimentada y se aplican los principios de baja cilindrada y máxima eficiencia y gran rendimiento. El motor de acceso, propulsado por gasolina, es el T-GDI de 1.0 litros, con culata de tres cilindros y que otorga una potencia de 120 caballos y un par motor de 172 Nm. La tracción es delantera y la caja de cambios, manual de seis. El consumo se anuncia en 5,3 litros y las emisiones en 117 gramos. El segundo motor en gasolina es el 1.6 T-GDI, con una potencia de 177 caballos y el par motor de 265 Nm, siendo la culata de cuatro cilindros. Para este propulsor se ofrece la posibilidad como opción de incorporar la caja automática de doble embrague de siete marchas, y la tracción a las cuatro ruedas, lo que le permitirá circular por caminos y pistas mandando hasta el 50% del par al eje trasero. El consumo medio anunciado es de 7,3 litros y las emisiones de 169 gramos.

Durante 2018 se incorporará un diésel turboalimentado disponible en dos versiones, una básica de 115 CV, con tracción delantera y caja manual de seis marchas, y otra, más potente, de 136 CV. Ésta ofrecerá un par motor de 320 Nm y estará asociada a la caja automática 7 DCT, que cuenta con dos embragues en seco y un actuador para cada embrague, accionados por un motor eléctrico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos