Calidad, potencia y estilo propio

El moderno S4 se presenta con carrocería berlina de cuatro puertas o la familair del Avant, ambos con motor de 3.0 litros de gasolina. :: audi/
El moderno S4 se presenta con carrocería berlina de cuatro puertas o la familair del Avant, ambos con motor de 3.0 litros de gasolina. :: audi

Desde 1985 con el Audi Quattro Sport S1 de Walter Röhrl, la marca ha tenido versiones S

GABRIEL GARCÍA MÁLAGA.

La victoria en el Rally de San Remo, y la posterior de Michelle Mouton en la Subida a Pikes Peak supuso el despegue para la gama S, la más deportiva de la marca de los cuatro aros. Tras el S1 apareció el S2, una variante del inicial cinco cilindros turboalimentado, pero que ya ofrecía 220 CV. En 1992 aparecieron las variantes de carrocerías y aumento de potencia, hasta que en el 95 se habían fabricado casi 9.500 unidades del S2.

La evolución en positivo ha sido continua. Primero el S4 con motor biturbo V6 y ya en 2003 el V8 con la caja de cambios Tiptronic. En el mundo de la competición pura, la victoria en Le Mans del e-tron R18 (híbrido diésel) supuso un espaldarazo para Audi Sport.

La progresión ha sido constante. Motores con máximo rendimiento, tecnologías como la inyección dual, nuevos ciclos de combustión o sobrealimentación, etc. La tracción quattro se ha ido perfeccionando, así como la dirección dinámica, el chasis adaptativo o los frenos de carbonocerámica y las numerosas ayudas a la conducción y avances en la comunicación, conectividad y navegación de todo tipo. También la oferta en carrocerías se ha diversificado desde el primer coupé. Berlinas de tres y cinco puertas, familiares, descapotables y una amplia gama SUV están disponibles, y el Audi Drive Select permite personalizarlos.

Modelos

Los Audi S1 y S1 Sportback, este con carrocería de cinco puertas, son el acceso a la gama. Ambas versiones admiten numerosos detalles de personalización. Equipados con el motor 2.0 TFSI de inyección directa de gasolina para los cuatro cilindros, la potencia es de 231 CV y el par motor de 170 Nm, con un consumo medio de siete litros y 162-166 gramos de CO2. El precio de salida es 35.990 euros.

El S3 se ofrece también en carrocerías Sportback, Sedán y Cabrio, además de la básica, cuatro diseños con spoilers específico, parrilla Singleframe y otros detalles propios de cada modelo. El propulsor es una evolución del 2.0 citado, que otorga 310 caballos y un par motor de 400 Nm. Un turbocompresor de grandes dimensiones y doble inyección. La caja es la S Tronic de siete marchas. El consumo es de 6,4 litros y 146 gramos de emisiones. La tracción también es quattro y el precio de salida es de 49.200 euros.

El S4 llega como berlina de cuatro puertas y el familiar Avant, que goza de un maletero a partir de 505 litros. Está propulsado por el 3.0 TFSI que otorga 354 caballos y 500 Nm de par. El turbo es de doble entrada y el consumo se anuncia en 7,5 litros y las emisiones en 170 gramos. La caja es Tiptronic de ocho relaciones y el precio base de 73.590 euros.

El S5 se despliega en tres carrocerías, Coupé, Sportback y Cabrio. Con una altísima tecnología interior, el propulsor es el mismo 3.0 TFSI y el precio base es de 78.060 euros. El Audi S6 y S6 Avant es un paso superior que no pierde su apariencia deportiva. El motor es el V8 de 4.0 litros TFSI sobrealimentado con 450 CV y los cilindros en demanda. La caja es S Tronic de ocho marchas y el precio de 95.030 euros.

En la gama SUV destaca el SQ5 TFSI, con un peso de casi 2.000 Kg y un motor V6 TFSI 3.0 turbo de 354 CV y 500 Nm de par. El cambio es Triptronic de ocho marchas y un precio de 80.110 euros. El 'top' es el SQ7, el diésel más potente del mercado. Con posibilidad de cinco o siete asientos, el portón trasero es eléctrico. El motor es un 4.0 litros de ocho cilindros en V, con 435 CV, con dos turbocompresores que se activan de forma selectiva, y uno accionado eléctricamente. La caja es Triptonic y el precio de 113.130 euros.

Fotos

Vídeos