Ser voluntario, una tarea pendiente

Actividad organizada por colectivos integrados en la plataforma. : sur /
Actividad organizada por colectivos integrados en la plataforma. : sur

Son muchos los programas que ofertan las asociaciones de Marbella que aún necesitan personas que quieran ayudar

CRISTINA MORILLA MARBELLA.

Cuando se le pregunta a Laura Lasanta, trabajadora social de la Plataforma para la Promoción del Voluntariado, por las necesidades de dicho organismo contesta de forma tajante: «voluntariado». «Ahora mismo tenemos varias demandas de voluntarios activas. Una es de CUDECA, que van a abrir una tienda la semana próxima y necesitan personas para la tienda solidaria los sábados por la mañana. CADI, que es una asociación de atención a la diversidad infantil, tiene una escuela de verano y necesita voluntarios para la mañana; y la asociación de autismo necesita gente para las actividades de ocio y tiempo libre», relata Lasanta sobre las demandas de estas asociaciones, que junto con otras 23, integran la plataforma.

La idea de crear una organización de este tipo, sin ánimo de lucro, surgió en el año 2008 con un claro objetivo: promover el trabajo en red, es decir, de manera conjunta, para promocionar el voluntariado en el municipio marbellí. En esta plataforma se trabajan dos líneas distintas, por un lado está el asesoramiento a asociaciones que están comenzando, y por otro la captación de voluntarios para las distintas entidades miembro que conforman el organismo.

No buscan un perfil específico. Aceptan a personas desde los 16 años hasta que el cuerpo aguante, eso sí, gente con compromiso. «No hay compromiso, y eso es muy importante para las asociaciones, porque si una entidad cuenta con un voluntario para hacer una actividad determinada y este no aparece, es un problema, sobre todo en acompañamiento, por ejemplo a mayores», afirmó la trabajadora social.

Laura Lasanta

Esta plataforma, que actúa de puente entre las asociaciones y los que tienen ganas de ayudar, dan visibilidad a las distintas actividades que estos organismos ofertan: apoyo escolar y en eventos, acompañamiento a mayores o a personas con diversidad funcional en domicilios, o el voluntariado del Hospital Costa del Sol. En este último se desempeñan funciones como centinela de planta o en la ludoteca, que acoge actividades para los más pequeños, pero siempre con una condición: para formar parte de este programa es necesario superar unos cursos que hace el propio hospital y ser voluntario en alguna asociación.

A día de hoy, la plataforma cuenta con una bolsa de voluntarios en la que hay más de 250 personas inscritas. Aun así, existen muchos programas que necesitan, aseguran, de más gente con ganas de ayudar a los demás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos