Vitelcom, un gigante con pies de barro

Todo en Vitelcom sonaba excesivo: los 10.000 millones de pesetas que costó montar la fábrica, los cinco millones de móviles que salían de allí al año, los 700 millones de euros que llegó a facturar esta empresa propiedad de una única persona... Todo se derrumbó en 2007 a raíz de que Telefónica (único cliente) dejara de comprarle teléfonos. Su quiebra ha sido una de mayores que se han producido en Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos