Una vecina de Marbella subirá 5.000 metros del Everest para recaudar fondos para Nena Paine

Hessia Fernandes en el Kilimanjaro /SUR
Hessia Fernandes en el Kilimanjaro / SUR

Hessia Fernandes prepara una expedición solidaria con el objetivo de adquirir un minubús para la asociación malagueña que trabaja con niños

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Desde que sus hijos eran pequeños les inculcó la idea de que la vida “es un círculo en el que recibes y das”. Con ello ha querido que aprendan de la importancia de ayudar a quienes más lo necesitan. Con ello, y con su propio ejemplo. El año pasado viajó al Kilimanjaro con un reto personal destinado a recaudar fondos para una organización benéfica de Reino Unido, Samaritans. Anteriormente había escalado los montes del Atlas en Marruecos con el objetivo de reunir fondos para la compra de zapatos y su reparto “en localidades remotas”. Para 2018 Hessia Fernandes, francesa radicada en Marbella desde hace 15 años, y madre de dos hijos, ya tiene señalado en el calendario el día de partida para su nuevo desafío solidario, en esta ocasión con la vista puesta en el Everest y con la asociación Nena Paine de Málaga, dedicada al trabajo con niños y jóvenes en peligro de exclusión social o educativa, como beneficiaria.

La expedición consistirá en una travesía al campo base del Everest. Partirá el 7 de octubre. Volverá entre el 22 y el 23 de ese mismo mes tras haber alcanzado -es el reto- un ascenso de 5.550 metros. Su objetivo es recaudar 6.000 euros para financiar un minibús que servirá “para trasladar a niños a actividades deportivas y culturales, y para distribuir alimentos a las familias necesitadas”.

Directora de ventas de Oracle en Europa, Oriente Medio y África, esta escaladora amateur supo de la existencia y la labor que desarrolla la Asociación Nena Paine a través de una compañera de trabajo en Málaga. “Le comenté que quería repetir una expedición pero que quería hacerlo a favor de un colectivo que trabajara en Málaga, preferentemente con niños”, explica. Fue así como contactó con Mercedes García Paine, presidenta de la entidad benéfica. Tras dos horas con ella conociendo su trabajo, Hessia quedó cautivada. “Comprobé que hacen un trabajo serio, muy bonito. Hablé con Mercedes y me comentó las necesidades que la entidad tiene para continuar con su banco de alimentos y la importancia de que los niños sigan disfrutando de las actividades a las que acuden. Sin embargo, necesitan de un medio de transporte para su traslado y en ello es en lo que quiero colaborar”, asegura esta aventurera a la que no le amilana afrontar sola un reto de estas características.

“Voy sin familia, sin amigos. Entiendo que la expedición es algo personal y como tal lo afronto. Lógicamente sí me acompaña el personal de la empresa que contrato, con guías y asistencia médica, y que está especializada en este tipo de viajes”, detalla, dejando claro que todos los gastos derivados del viaje salen de su propio bolsillo. Los patrocinios y ayudas que consiga en la campaña de captación de fondos que acaba de iniciar se destinarán a esa compra del minibús que necesitan en Nena Paine.

Al igual que hizo en su anterior aventura en el Kilimanjaro, Hessia Fernandes tiene ya diseñado un plan de preparación física y mental que le permita alcanzar el objetivo. “Es un viaje interesante, en el que me encontraré con cambios de condiciones climáticas y en el que la marcha se iniciará a 1.852 metros de altura y acabará a más de 5.000”. Seis meses de entrenamiento -centrados fundamentalmente en ejercicios de cardio- intensivo tres veces por semana, yoga y el último mes antes de emprender el viaje, subida al pico de La Cocha, a 1.200 metros, cada sábado y domingo, se convertirán en su plan de trabajo. “Es la misma preparación que hice para el Kilimanjaro y la verdad es que me sentí bastante bien”.

Mientras llega el momento de iniciar el ascenso al campo base del Everest hace un llamamiento a quienes quieran colaborar con su aventura solidaria. “Espero que haya muchas personas y empresas de la Costa del Sol que quieran apoyar esta causa”, defiende. Quienes quieran poner su granito de arena pueden contactar con Hessia Fernandes en su correo electrónico hessia.fernandes@oracle.com.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos