«Con más unidad cofrade conseguiremos el peso que se merece la Agrupación»

Francisco Gil, tras la entrevista, en la plaza de la Iglesia.
Francisco Gil, tras la entrevista, en la plaza de la Iglesia. / Josele-Lanza -

Francisco Gil aterriza en el máximo escalafón de la Agrupación de Cofradías con un empeño: «que todas las hermandades trabajen como si fueran una sola»

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Agarró la palma con tan solo un año de la mano de su padre y desde entonces hasta ahora Francisco Gil (Marbella, 1970) ha estado vinculado a la Semana Santa de su ciudad. Este graduado social, en la actualidad asesor de compras del Grupo Trocadero, ha ostentado distintas responsabilidades cofrades en el seno de la Pollinica y en las ejecutivas de la Agrupación, a cuya presidencia acaba de ser encumbrado. El nuevo capitán del órgano cofrade tiene una meta: trabajar aún más la unidad de las hermandades para que la Agrupación consiga el peso que merece. Para conseguirlo tiene cuatro años por delante.

-Casado y padre de cuatro hijos. ¿La familia comparte su pasión cofrade?

-Tengo la suerte de tener una familia católica, practicante y como no, cofrade. Si esto no fuera así sería imposible compaginar la vida familiar y cofrade. Mis hijos se han criado en este entorno y para ellos es parte de su vida.

-¿Desde cuándo está vinculado a la Semana Santa?

-Toda mi vida. Doy gracias a Dios por darme un padre cofrade. La Cofradía de la Pollinica se fundó en noviembre de 1968 y en noviembre de 1970 nací. Desde entonces gracias a mi padre estoy vinculado a este mundo. Como se suele decir me he criado en un semillero cofrade como es la Pollinica y este ha dado sus frutos.

-¿En qué momento decidió postularse como presidente de la Agrupación?

-Desde hace tiempo tenía en mente dejar el cargo de hermano mayor de la Pollinica. Ya eran muchos años al frente de la Junta Permanente de esta hermandad. Cuatro años de secretario, seis de teniente hermano mayor y otros seis de hermano mayor. Era el momento de dar un paso al lado y dejar vía libre a los que vienen empujando desde atrás. Toda hermandad debe renovarse si quiere continuar evolucionando. Y este era el momento perfecto para ese cambio, para la entrada de sabia nueva, con grandes proyectos y con mucha fuerza para ejecutarlos.

-¿Necesitó algún empujón para dar el paso definitivo?

-Mi gran amigo y hasta ahora presidente de la Agrupación, Salvador de la Peña, me propuso un día que yo fuera su sucesor en el cargo. Me pilló de sorpresa y no pude confirmarle nada, ya que entendía que era un cargo de mucha responsabilidad y tenía primero que debatirlo con mi familia, la cual me apoyo como siempre hace. Después hablé con el consiliario de la Agrupación y gran amigo, don José López, quien también me ofreció su apoyo. Este apoyo afianzó mi decisión. Una vez que tenía estas aprobaciones, decidí hablar con los hermanos mayores de las distintas hermandades que forman esta Agrupación y con la confianza de estos ya tenía todo lo necesario para decidirme y aceptar esa petición de ser el futuro presidente de la Agrupación de Cofradías. Después, este apoyo se vio reflejado el día del Cabildo de Elecciones ya que fui elegido por unanimidad de los votantes. Esto te da fuerzas para comenzar a trabajar. Espero no defraudar.

-¿Cuál es su máxima prioridad?

-La más importante para que esta gran máquina funcione es la unidad entre hermandades. En este sentido Salvador de la Peña ha realizado una gran labor. Ahora me toca mantenerla y si es posible aumentarla. Con la unidad se consiguen grandes retos. Si conseguimos ese hermanamiento conseguiremos dar la importancia y el peso que se merece una Agrupación de Cofradías en una ciudad como esta.

-¿Qué proyectos concretos quiere impulsar? ¿Cuál será el primero?

-Tengo en mente una serie de proyectos que considero que son necesarios llevar a cabo en esta legislatura, pero el más importante y principal es la Formación Cristiana y Cofrade a todas las hermandades. Creo que en la actualidad es la parcela que menos se potencia en la Semana Santa de Marbella. Con la ayuda de don José López y de todas las hermandades vamos a conseguir dar formación tanto a los jóvenes como a los adultos de nuestra familia cofrade. Porque no nos olvidemos que pertenecemos a la Iglesia y nos debemos a ella como cristianos y católicos que somos.

-¿Propone novedades para la Semana Santa 2018?

-Es muy pronto para decir novedades. Creo que ahora es el momento de ponernos a trabajar duro para conseguir grandes metas. Tenemos por delante cuatro años de trabajo y sacrificio para que poco a poco vayan llegando novedades.

-¿Se ve fuerte para capitanear el barco? ¿A la hora de la verdad, no es muy difícil poner de acuerdo a la nutrida familia cofrade?

- Me veo fuerte, pero nunca se está preparado para estos grandes retos. Yo siempre digo que todos los días se aprende algo nuevo. Como cofrade he estado muchos años al frente de una hermandad y no puedo decir a día de hoy que conozca todo sobre este mundo. Todos los días se dan situaciones nuevas que tienes que aprender a sobrellevarlas y a buscar la mejor solución para resolverlas. Creo que para conseguir todos los objetivos en esta vida hay que trabajar duro y con mucha humildad. Estos son los ingredientes perfectos para conseguir que todas las hermandades trabajen como si fueran una sola. También tengo la suerte de haber podido rodearme de un gran equipo de personas que me dan mucha seguridad y estoy convencido que con su ayuda llevaremos a cabo grandes proyectos.

-En 2015 se desmembró la Agrupación, saliendo las hermandades de Gloria y las cofradías de San Pedro y Nueva Andalucía, que desde entonces no solo organizan los cultos por su cuenta, sino que también cobran una subvención municipal independiente. ¿La Agrupación se ha visto damnificada de alguna forma por esta separación?

-Eso fue una decisión que tomaron algunas hermandades en su momento. Cosa que respeto y apoyo. Las hermandades de Gloria tienen el calendario de actos fuera de la Semana de Pasión. Por lo que no es lógico que ellos decidan temas de Semana Santa ni tampoco sería lógico que nosotros tomemos decisiones en su día a día. Esto no imposibilita que cuando tenemos que unirnos para resolver cualquier asunto en común lo hagamos y formemos un gran equipo de trabajo. Ya en la etapa anterior así hicimos y en esta nueva era continuaremos estando unidos para todo lo asuntos que puedan surgir. La unión hace la fuerza.

-Como presidente en funciones de la Agrupación, cargo que ha ejercido por indisponibilidad del hasta ahora responsable, le ha tocado lidiar un miura: la subvención del Ayuntamiento. ¿En qué estado se encuentra este asunto?

-Continuamos trabajando con el Ayuntamiento para que todo lo relacionado con este asunto se simplifique y todo se ejecute con mayor agilidad. La sintonía es buena. Ahora mantendremos una reunión con el órgano competente para retomar este asunto. Yo tengo confianza en que al final todos vamos a poner de nuestra parte para que las hermandades no vuelvan a verse perjudicadas con este tema.

Fotos

Vídeos