La UNED no realizará en Marbella los exámenes de septiembre, a pesar de que el curso está garantizado

Midón y Bernal, ayer, durante la rueda de prensa. / Josele-Lanza -

El centro malagueño alega que para cuando se firmó el convenio estaba cerrada la posibilidad de solicitar que un tribunal se desplazara a la ciudad

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El acuerdo entre la UNED y el Ayuntamiento para la reapertura del aula en Marbella, ampliando la oferta educativa con tres grados más, es firme desde que el pasado mes de mayo las partes firmaran un convenio por cuatro años, prorrogables por otros cuatro, y se aprobara en pleno. Sin embargo, la convocatoria de exámenes de septiembre no se realizará en la extensión marbellí. Los alumnos tendrán que desplazarse a Málaga para hacer estas pruebas de forma excepcional. El propio alcalde José Bernal confirmó que el resto de exámenes y tutorías se llevarán a cabo con normalidad desde el mes de octubre y durante el tiempo de vigencia del nuevo convenio suscrito.

«Los alumnos tienen que estar tranquilos porque se ha conseguido la permanencia de la UNED en Marbella de una manera totalmente ajustada a derecho», apuntó la responsable de Cultura, Enseñanza y Patrimonio Histórico, Gema Midón, que compareció ayer junto al regidor en rueda de prensa. ¿Entonces por qué no se celebrarán exámenes en septiembre? La dirección de UNED-Málaga esgrime falta de tiempo para planificarlos al firmarse el convenio tardíamente en mayo, por lo que, al parecer, ha sido imposible cumplir con los plazos que marca la sede central en Madrid para su organización. «Hay más de 60 centros asociados y una centena de aulas universitarias por toda España en las que se celebran exámenes. A esos centros se desplazan profesores de la sede central localizada en Madrid porque son los que componen los tribunales y asumen la gestión y toda la responsabilidad de los exámenes. Madrid inicia la planificación de los exámenes con meses de antelación. Es una organización muy compleja. Para cuando se firmó el convenio con Marbella (y se garantizó por fin la financiación del aula) estaba cerrada la posibilidad de que un tribunal se desplazara a la ciudad», explicó a SUR Concepción Travesedo, directora del Centro Asociado de la UNED en Málaga del que depende el aula de Marbella.

El regidor, por su parte, habla abiertamente de falta de voluntad de la universidad y echa por tierra el razonamiento de que el Ayuntamiento ha llegado tarde al cumplimiento de los requisitos exigidos para que diera tiempo a la realización de la convocatoria extraordinaria de septiembre. «El motivo de la no realización de los exámenes es que la UNED no ha querido, pese a que el convenio estaba firmado», señaló el alcalde.

Hay que tener en cuenta que todos los gastos que genera la celebración de las pruebas corre a cargo de la sede central de la UNED, no del Ayuntamiento de Marbella. Y la gestión es responsabilidad del Centro Asociado de Málaga. «Dados los precedentes, ni Madrid ni nosotros podíamos iniciar unas gestiones que dependían de que se garantizara la financiación del aula antes de que estuviera firmado el convenio», subrayó la directora.

Hecha la crítica política, el regidor quitó hierro al hecho de que los alumnos tengan que desplazarse un día a Málaga para realizar las pruebas de septiembre, porque, tal y como refirió, «a partir de octubre ya tendremos garantizado las tutorías y los exámenes en nuestra ciudad; además de una mayor oferta académica demandada desde hacía años; Psicología, Criminología y especialmente, ADE, un grado muy requerido en una ciudad como Marbella donde tenemos uno de los índices de creación de empresas más altos de toda Andalucía».

Asimismo el primer edil reprochó que la UNED haya pedido que el pago de la subvención municipal se haga por adelantado después de sellar un acuerdo en el mes de mayo donde «se dejaba más que claro -subrayó- que las subvenciones, como todas, se iban a abonar cuando se justificaran los pagos, además de forma trimestral». El primer edil se refirió al condicionante como «una traba más» que el Ayuntamiento ha resuelto jurídicamente.

La responsable de Enseñanza apuntó que UNED-Málaga ha justificado ante el Ayuntamiento con un informe de su interventor que no dispone de una partida presupuestaria para afrontar los salarios de los profesores que impartirán las tutorías en la ciudad, por lo que la institución solicitó que la Administración local realizara los pagos por adelantado. El pasado 20 de julio se llevó a Junta de Gobierno el proyecto de modificación del convenio suscrito, incluyendo una adenda, trámite que salió adelante con los informes positivos tanto de Intervención como de Asesoría Jurídica y posteriormente, dicha adenda se llevó al pleno de julio donde se aprobó por unanimidad.

La Ley General de Subvenciones recoge que para pagar una subvención se tienen que justificar previamente los pagos, pero la norma también contempla determinadas excepcionalidades, a las que se ha acogido el informe jurídico que permite al Ayuntamiento hacer frente a los pagos de manera anticipada.

Acuerdo sólido

El alcalde subrayó que el convenio firmado para la permanencia de la UNED está sustentado por informes jurídicos y económicos y por tanto no debe haber reparos por parte de la Intervención municipal para proceder al pago de las subvenciones como ha estado ocurriendo desde la entrada en vigor de la Ley de Sostenibilidad. El regidor lamentó que los ayuntamientos de Mijas y Ronda «tiraran la toalla» y se vieran obligados a cerrar las aulas delegadas en sus respectivos municipios, al entender Bernal que la educación universitaria es un pilar fundamental para el desarrollo de un territorio y mucho más en un periodo de recuperación económica.

La actividad se recuperará en el aula localizada en el histórico edificio del Hospitalillo a partir de octubre con tres grados nuevos - Administración y Dirección de Empresas, Psicología y Criminología- que se sumarán a los estudios que ya se venían impartiendo -Turismo, Derecho, y los cursos de acceso a la universidad para mayores de 25 y 45 años. También se estudiará Ruso que se dejó de ofertar en el curso 2015/2016 y ahora se recupera de forma definitiva. Además, las tutorías serán más personalizadas para mejorar el rendimiento de los alumnos. El Ayuntamiento destinará casi 90.000 euros al pago de las tutorías frente a los casi 40.000 de ejercicios anteriores y hasta diciembre invertirá en torno a 12.000 euros en la compra de bibliografía para los nuevos grados y en la actualización de la sede, cerrada desde el año pasado.

Fotos

Vídeos