Unas tuberías no recogidas en plano retrasan la obra de la pasarela de la carretera de Ronda

La pasarela cruzará la carretera A-397 a su paso por San Pedro. :: josele-lanza/
La pasarela cruzará la carretera A-397 a su paso por San Pedro. :: josele-lanza

La empresa recompone el proyecto de la pasarela peatonal al comprobar que no coincide la ubicación real de conducciones de luz y agua con la recogida en los planos remitidos por el Ayuntamiento

MÓNICA PÉREZ MARBELLA.

La fecha oficial que desde la Junta de Andalucía se puso sobre el calendario para el inicio de las obras de la esperada pasarela peatonal sobre la carretera de Ronda pasó hace casi un mes. ¿Por qué entonces no se ve movimiento de trabajos en la zona? Esta pregunta que se hacen los vecinos del entorno cada vez que tienen que cruzar la vía obtiene su respuesta en la presencia de conducciones de luz y agua que los operarios han encontrado tras los primeros trabajos de catas sobre el terreno que se iniciaron en su día y que impiden, por ejemplo, situar los pilotes -base que sustentará la pasarela- en el lugar contemplado en el proyecto. Fuentes del Gobierno andaluz confirman a SUR que esas conducciones, que corresponden a Endesa y a Acosol se encuentran ubicadas en otro punto distinto al recogido en los planos remitidos por el Ayuntamiento y la empresa de aguas y sobre los que se planteó el proyecto de la obra. Esta circunstancia obliga a la adjudicataria de la actuación a realizar una nueva «composición del pilotaje» sobre el terreno. Y es en ello en lo que se encuentra trabajando, indicaron desde la Junta de Andalucía.

De momento no se ha puesto fecha al reinicio de los trabajos que permitirán dotar a la zona de una pasarela en altura para el cruce de peatones sobre una carretera con gran afluencia de vehículos.

Fuentes de la empresa Acosol aseguran que ya a comienzos del mes de septiembre, y en respuesta a una consulta realizada por la empresa constructora, se informó de que la actuación «no afecta a las conducciones principales de abastecimiento en alta». Sin embargo, la realidad que se han encontrado los operarios una vez que han empezado a trabajar sobre el terreno, indican desde la Junta, es bien diferente.

Desde la Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara confirman que es la circunstancia de la no coincidencia de la ubicación real de las conducciones con la señalada sobre los planos la que mantiene en suspenso la obra, si bien aclaran que esa es la información que se les ha remitido desde la Junta de Andalucía tras la pertinente consulta realizada desde el Consistorio y que a día de hoy no disponen de más datos al respecto.

De momento, desde la Administración autonómica no ofrecen una fecha concreta en la que se podrían retomar las obras, hasta tanto no se tenga definida esa nueva configuración del proyecto.

Movilidad y seguridad

El paso proyectado se sitúa a unos 40 metros después de la glorieta de acceso al Polígono Industrial de San Pedro Alcántara, en el tramo comprendido entre dicha rotonda y la que desemboca en la autovía A-7. La construcción es vital para garantizar la seguridad de un paso que cuenta con una enorme afluencia de vehículos. Se trata de una travesía que permite la conectividad entre el municipio y otras zonas que se encuentran cercanas a él. Los vecinos de San Pedro habían denunciado los problemas de movilidad existentes en este punto concreto.

La infraestructura se compone de un tablero para el cruce a distinto nivel de la carretera A-397 con una longitud de 240 metros, una anchura de 1,90 metros y una altura de 5,5 metros. Además, estará dotada de iluminación, gracias a la instalación de siete luminarias con una altura de diez metros. A ambos lados de la pasarela se instalará una barandilla inescalable de una altura de 1,10 metros y contará con dos rampas en cada lateral que conectan los acerados existentes con la plataforma.

Se ha buscado un diseño que quede perfectamente integrado con el entorno y que garantice además la seguridad con la que deben contar este tipo de construcciones, apuntaron desde la Junta.

Urbanización

Pese a que no estaba en el acuerdo inicial, la Junta de Andalucía se encargará de la urbanización del entorno de la pasarela, haciéndose cargo, entre otras áreas, del acerado en la zona. Así se anunció desde el Ayuntamiento de Marbella y el Ejecutivo andaluz durante la presentación de la iniciativa hace unos meses.

La empresa adjudicataria tiene instalaciones propias en San Pedro Alcántara, lo que garantiza, explicaron durante dicha comparecencia, que la comunicación entre el gobierno municipal y la empresa constructora «se vea reforzada». Además, dicha empresa ha acometido ya obras similares, como es el caso de la pasarela situada en Benahavís.

Durante los meses que se alargue su construcción, están previstos una serie de desvíos que permitan compatibilizar la obra con la circulación de los vehículos por la zona.

La adjudicación de las obras para construir una pasarela sobre la carretera de Ronda se hizo hace unos meses a la empresa malagueña CFVC Construcciones, por un presupuesto de 313.000 euros. La firma se comprometió a rebajar en dos meses el plazo de ejecución, previsto en principio en seis meses. La fecha inicial estimada para la conclusión de los trabajos se habia situado para principios de 2018.

Fotos

Vídeos