El TSJA desestima el recurso de la concesionaria de la plaza de toros sobre medidas cautelares

Exterior de la plaza de toros de Estepona./Charo Márquez
Exterior de la plaza de toros de Estepona. / Charo Márquez

El Ayuntamiento entiende que el tribunal le da la razón en el rescate de la concesión que aún sigue judicializada

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dictado una sentencia desestimando el recurso de la empresa Loyal Rebel SL, concesionaria de la plaza de toros de Estepona, contra la resolución del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de Málaga que rechazó la petición de medidas cautelares por parte de la empresa. Loyal Rebel solicitó estas medidas ante la decisión del Ayuntamiento de Estepona de rescindir el contrato de concesión y proceder al desalojo del coso en agosto de 2016.

El equipo de gobierno hizo pública ayer esta sentencia del 30 de junio que entiende que le da la razón en el rescate de la concesión. Los magistrados del TSJA señalan en dicha sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, que la defensa de Loyal Rebel ha incurrido en un «déficit argumental en instancia que es posible corregirlo con la interposición del recurso de apelación». Los jueces del Alto Tribunal añaden que otras medidas cautelares que se acordaron en una primera resolución no llegaron a ejecutarse y otras quedaron sin efecto. Cuando el Ayuntamiento, en Junta de Gobierno Local, decidió resolver el contrato administrativo por incumplimiento culpable del contratista, la empresa no impugnó dicho acuerdo, según la sentencia.

El Ayuntamiento indicó ayer que Loyal Rebel se hizo cargo de la gestión de la plaza de toros en 2012 y generó una deuda con el Ayuntamiento de más de 50.000 euros. Y recordó que el Consejo Consultivo de Andalucía dictaminó también a favor del Ayuntamiento en el acuerdo adoptado para rescindir el contrato con la citada empresa.

Los letrados del Ayuntamiento alegaron que se resolvió el contrato y se produjo al desalojo «ajustado a derecho (...) por falta de cumplimiento de la obligación esencial del contrato (la celebración de eventos culturales y lúdicos) y por falta de pago del canon establecido». Y que se dio de baja en el Registro Mercantil en febrero de 2016.

La representante legal de Loyal Rebel, Aurora Pacheco, explicó ayer que esta sentencia corresponde a una pieza separada del proceso judicial abierto en relación a la resolución de su contrato de concesión. Acusó al Ayuntamiento de utilizar de forma «tendenciosa y malvada» esta sentencia «para dar a entender que han recuperado la concesión» aunque la resolución del contrato aún no ha sido resuelta por los tribunales. Y ha anunciado que ya ha presentado recurso de casación ante el Tribunal Supremo tras esta última sentencia.

Pacheco anunció hace unos días en SUR que había denunciado la nueva licitación de la plaza de toros al considerar que escondía «intereses ocultos» y para advertir a los nuevos licitadores de la situación en la que se encuentra la concesión.

Fotos

Vídeos