El TSJA anula el canon impuesto por la Junta al Puerto Deportivo de Marbella en 2014

Puerto Deportivo de Marbella. /Josele-Lanza -
Puerto Deportivo de Marbella. / Josele-Lanza -

La APPA invalida la liquidación cursada tras una sentencia que deja sin efecto el decreto en el que se fijaron los precios. Debe devolver a la marina marbellí 63.000 euros

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

La guerra no es nueva. Lleva abierta desde hace más de una década pero poco a poco los puertos deportivos privados andaluces van ganando batallas en los tribunales. La última de ellas afecta al Puerto Deportivo de Marbella, al que se ha dado la razón -sobre la base de una reciente sentencia que sobre el mismo asunto ha ganado el Puerto de Fuengirola- en su reclamación de anulación del canon cobrado en el segundo semestre de 2014. De esta forma, la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), dependiente de la Consejería de Fomento, tendrá que devolver a Marbella los casi 63.000 euros abonados de más.

Hace tiempo que el sector de los puertos deportivos de explotación privada de Andalucía se rebeló contra la subida de los cánones o tasas aprobadas por la Junta de Andalucía desde 2004 y desde entonces en sucesivos decretos que, en algunos casos, disparó el precio del recibo para muchas marinas, especialmente durante los años de crisis. La medida de la administración tuvo regional como respuesta un aluvión de recursos contenciosos que los puertos, de forma individual y también de manera colectiva a través de la asociación Marinas de Andalucía, han ido interponiendo. La última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), de fecha de 13 de noviembre de 2017, estimaba el recurso contencioso interpuesto por el Ayuntamiento de Fuengirola y el Puerto Deportivo de Fuengirola contra el Decreto 368/2011, de 20 de diciembre, por el que se establece el régimen jurídico de los servicios públicos portuarios, de las actividades comerciales e industriales, y de las tasas de los puertos de Andalucía. La sentencia, según la documentación a la que ha tenido acceso SUR, ha declarado la nulidad de dicho decreto, lo que ahora favorece al Puerto Deportivo de Marbella que había impugnado la tasa de ocupación privativa y aprovechamiento especial correspondiente al segundo semestre de 2014 (con precios fijados en base al decreto ahora anulado). «Es a partir de esa sentencia que se estima la impugnación que presentamos sobre la tasa que nos cobraron y que fue abonada correspondiente al segundo semestre de 2014», explican desde el Puerto Deportivo de Marbella.

El asunto no acaba aquí, puesto que los puertos deportivos andaluces vienen recurriendo sistemáticamente las liquidaciones semestrales que califican de «injustas». Y todo ello después de que el Tribunal Supremo anulara el decreto promovido en 2004 por la Consejería de Obras Públicas que autorizaba la subida de los cánones.

La crisis y el incremento del canon fueron dos sumandos que han incidido negativamente en las cuenta de resultados de los puertos en los años más crudos de la crisis. Desde entidades como Marinas de Andalucía se ha denunciado en repetidas ocasiones la «voracidad recaudatoria» del Gobierno andaluz, y se llegó a advertir de que algunas de las instalaciones portuarias afectadas podrían incluso entrar en quiebra.

Las subidas de tasas aplicadas desde 2012 -aunque tras la polémica se llegaron a rebajar de media un 30% en 2014- supusieron incrementos tan importantes como el que afectó al Puerto Deportivo de Marbella, que pasó de pagar 6.000 eutos en 2004 a 450.000. En el caso de Puerto Banús se pasó de 120.000 euros a un millón de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos