El tripartito intenta un acuerdo con Podemos para retomar la hoja de ruta urbanística

El tripartito intenta un acuerdo con Podemos para retomar la hoja de ruta urbanística

La adaptación del PGOU a la LOUA ha superado el trámite de la comisión, pero el equipo de gobierno lo ha excluido en principio del orden del día del pleno de mañana

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El gobierno municipal quiere llevar al pleno de mañana el documento de adaptación del PGOU de 1986 a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía. Se trata de una de las partes sustanciales de la hoja de ruta urbanística diseñada para salir del bloqueo causado por la anulación del PGOU de 2010 y que ya fuera aprobado en abril. En aquella ocasión se introdujo una enmienda por iniciativa del grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede-Podemos que un informe jurídico del área de Urbanismo ha rechazado.

El pasado viernes, la concejala de Urbanismo, Isabel Pérez, llevó a la comisión del área el texto original, sin la enmienda, para que fuera dictaminado y de esa manera incluido en el orden del día del pleno de mañana. El texto fue aprobado por mayoría simple, con el voto favorable de los grupos del tripartito, la abstención del PP y el rechazo de Podemos.

Pese a haber superado el trámite, y pese a que cabía la posibilidad de que en el pleno de mañana fuera aprobado si los grupos repetían la misma votación de la comisión, el punto no fue incluido en el orden del día. En principio, el equipo de gobierno estaba dispuesto a llevarlo al pleno con su redacción original, y de hecho consiguió que se dictaminara favorablemente en la comisión. Sin embargo, existe la dificultad de que el documento hace constantes referencias al texto refundido del PGOU, que no puede entrar en vigor hasta que no sea aprobado en su redacción original. Ello obligaría a una nueva redacción en la que esas alusiones se cambiaran por referencias al PGOU de 1986. Antes de realizar esos cambios, el equipo de gobierno ha optado por retirar el punto del orden del día del pleno y explorar la posibilidad de una solución en conjunto para ambos documentos, para lo que necesita una mayoría absoluta en el pleno que sólo conseguiría con el apoyo de los dos ediles de Podemos.

Uno de los dos documentos necesita de mayoría absoluta y por lo tanto del respaldo de Podemos

Última hora

Fuentes municipales han explicado que no se descarta que el punto se incluya a último momento, aunque Isabel Perez ha preferido intentar llegar antes a un acuerdo con la formación morada para que el trámite sea aprobado, pese a no requerirlo, con mayoría absoluta. Si no hay acuerdo previo lo más probable es que el asunto sea aplazado hasta después del verano.

Aunque la adaptación del PGOU a la LOUA puede salir adelante con mayoría simple, el otro documento fundamental de la hoja de ruta urbanística, el texto refundido de ese documento, sí requiere de mayoría absoluta.

Ambos se encuentran en una situación similar. Fueron aprobados en el pleno de abril con sendas enmiendas de Podemos que a su vez tuvieron dictámenes desfavorables de los servicios jurídicos de Urbanismo. La formación morada se niega a que sus enmiendas sean retiradas y por eso votaron en contra en la comisión a que ambos textos retomaran su redacción original. El equipo de gobierno busca ahora un acuerdo con los ediles de ese partido para encontrar una solución al bloqueo.

Exposición pública

En el texto refundido, la enmienda de Podemos se refería a que el documento fuese sometido a exposición pública durante un mes, lo que según el informe no se ajusta al procedimiento legalmente establecido para la aprobación de un documento de estas características.

En la adaptación a la LOUA, el punto informado desfavorablemente por los servicios jurídicos de Urbanismo se refiere a las lindes entre Marbella y Benahavís. La enmienda establecía que antes de la exposición al público se corregirían todas las disposiciones relativas a los linderos que delimitan el término municipal «para adaptarse a toda la legislación vigente, al ser éste el propósito principal por el que se rige la propia adaptación».

El informe jurídico de Urbanismo señala que la adaptación a la LOUA no es el instrumento adecuado para esa modificación, por lo que indica que debe ser eliminado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos