Los tres jóvenes detenidos por el atropello mortal del padre de uno de ellos dicen que no se dieron cuenta

El vehículo intervenido. / Sur

La jueza los investiga por presuntos delitos de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro, ya que se marcharon del lugar tras el suceso

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella ha dejado en libertad con cargos a los tres detenidos por el atropello mortal del padre de uno de ellos, un ciudadano británico de 59 años. Además del hijo de la víctima, fueron arrestados la novia de éste y un amigo de la familia, tal y como ayer adelantó SUR.

La chica, que tiene 20 años y es española, está siendo investigada por los presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa y omisión del deber de socorro, ya que, según la investigación, era ella quien conducía el Range Rover que habría atropellado a la víctima la madrugada del pasado martes en una calle de La Alzambra, una urbanización de lujo de Marbella próxima a Puerto Banús. Tras interrogarla, la jueza le ha impuesto como medidas cautelares la prohibición de salir del país, la retirada del pasaporte así como la obligación de comparecer dos días a la semana en los juzgados.

Los otros dos detenidos, de 30 y 37 años, son respectivamente el hijo y un amigo de la familia, ambos británicos. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) informaron de que, inicialmente, a los tres se les investiga por los mismos presuntos delitos, aunque en el caso de los dos hombres, que al parecer viajaban como acompañantes, la única medida cautelar que se les ha impuesto es comparecer los días 1 y 15 de cada mes en los juzgados. Este periódico contactó con el letrado que asistió a los detenidos, Francisco Javier de Urquía, de DUA Abogados, quien rehusó hacer declaraciones sobre el caso al estar las diligencias abiertas.

Los hechos sucedieron sobre las 1.45 horas del día 23. La víctima fue hallada en la calzada con signos evidentes de haber sido atropellada. Los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por su vida, por lo que se avisó a la comisión judicial para el levantamiento del cadáver. El fallecido llevaba encima el carné de conducir y el pasaporte, pero los nombres no coincidían.

Los detenidos, en la comisaría de Marbella.
Los detenidos, en la comisaría de Marbella. / Sur

El caso recayó en el Grupo de Homicidios de la comisaría marbellí, que abrió una investigación para tratar de identificar plenamente a la víctima –que resultó ser un ciudadano inglés con antecedentes policiales que residía desde hace un par de años en La Azambra– y también al conductor del vehículo que lo arrolló, y que se marchó del lugar sin socorrerlo.

Las pesquisas se encaminaron bajo dos hipótesis: un atropello fortuito en el que podría haber una imprudencia y omisión del deber de socorro, o un atropello intencionado, en cuyo caso podría tratarse de un homicidio. Los agentes no tardaron en localizar el vehículo implicado. Para su sorpresa, los ocupantes eran todos del entorno del fallecido. El hijo, la novia y el amigo fueron detenidos en poco más de 24 horas.

Al parecer, la víctima, su hijo y el amigo estuvieron tomando copas esa noche y, como la chica era la única que no había bebido, fue ella quien se puso al volante del todoterreno. Según las fuentes consultadas, el hombre se bajó del coche y, a tenor de las declaraciones de los arrestados, debió de caerse delante del mismo, de manera que ellos, al reanudar la marcha, lo arrollaron. La versión que han dado en el juzgado ha sido que no se dieron cuenta del atropello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos