El traspaso de la gestión de los Tres Jardines al Ayuntamiento de Marbella tendrá que esperar tres años más

Estado de una de las zonas del paraje colindante al parque canino. /Jorge Rey
Estado de una de las zonas del paraje colindante al parque canino. / Jorge Rey

La cesión encalla en el proceso de desafectación del terreno, por lo que las partes van a suscribir un nuevo acuerdo de colaboración

PABLO COLLANTES MARBELLA.

El Ayuntamiento de Marbella tendrá que esperar para conseguir la reclamada gestión total del Parque los Tres Jardines de San Pedro que desde su apertura viene siendo compartida con la Junta (titular de los terrenos) en base a un convenio que ahora volverá a renovarse por un periodo de tres años. La cesión ha encallado en un complejo proceso de desafectación del terreno para que pueda pasar a manos municipales.

El Ayuntamiento solicitó en 2015 hacerse con la gestión integral del recinto. Sin embargo, el trámite se atasca ya que debe hacerse a través de una mutación demanial. Esta figura jurídica, que implica el cambio de afectación de un bien o derecho de dominio público a un fin o servicio público distinto, entraña una complejidad legislativa a la que a día de hoy no se le ha puesto una solución definitiva.

Mientras tanto, el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía acordaron prorrogar el convenio de cogestión del espacio firmado cuando se abrió el parque. En virtud de ese acuerdo, en manos del Consistorio quedaba la gestión del recinto en lo que respecta a tareas de vigilancia, limpieza y retirada de residuos y mantenimiento de las edificaciones, instalaciones y mobiliario urbano.

Sin embargo, el teniente alcalde de San Pedro, Rafael Piña, explicaba ayer, en declaraciones a este periódico, que el acuerdo con la Junta expiró en junio de 2016, por lo que las intervenciones del Ayuntamiento se paralizaron desde ese mismo momento. Hasta ahora. «Desde el verano pasado, aquí solo hemos podido intervenir por algún motivo de urgencia», detalló Piña.

El pasado martes, la Junta de Gobierno Local daba cuenta del nuevo acuerdo que se va a suscribir con la Junta que prorroga la cogestión durante un periodo de tres años. La novedad que introduce es la ampliación de competencias que quedan en manos del Ayuntamiento. «Nos haremos cargo, entre otras cosas, de las facturas de luz y agua. El gasto previsto para el mantenimiento se encuentra ya recogido en el presupuesto de este año».

A la Junta, por su parte, le corresponde, entre otras tareas, conservar los espacios verdes, reponer las plantas necesarias y mantener las infraestructuras y equipamientos vinculados a espacios verdes.

De momento, el trámite de la firma del acuerdo sigue sin hacerse efectivo, y mientras se espera a que el paraje natural pase a ser del Consistorio, los días siguen pasando y se agudiza el deterioro de un símbolo verde de la ciudad.

Un espacio que languidece

La expectación que causó su inauguración allá por el año 2012 no hacía presagiar que cinco años más tarde, el Parque de los Tres Jardines, el gran 'pulmón verde' de San Pedro, atravesaría por un situación lamentable motivada por la falta de coordinación entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, las dos instituciones públicas encargadas de su puesta en marcha. Sus cerca de 10.000 hectáreas se encuentran en un evidente y avanzado estado de dejadez. Pasear a pleno sol por él supone recorrer tramos casi desérticos y parterres en los que las hierbas alcanzan más del medio metro de altura. El parque se encuentra dividido en tres zonas, con tres tipos distintos de vegetación, que acumulan más de un año sin recibir los cuidados necesarios para su correcto mantenimiento.

A los desperfectos propios del paso del tiempo, se suma desde hace años el vandalismo en la zona. El parque tiene un horario oficial de 08.00 de la mañana a las 22.00 de la noche, aunque no es extraño transitar por los alrededores más allá de este tramo y comprobar que las puertas del recinto aún siguen abiertas.

El deterioro que presenta se ve reflejado, sin ir más lejos, en su oficina central. Una dependencia municipal ubicada en un amplio edificio de diseño, que hasta el momento no ha tenido uso alguno. Muchas de las maderas que tiene este lugar están totalmente destrozadas, al igual que los cristales de las ventanas, que dejan ver el interior, un espacio vacío y lleno de suciedad.

El mismo estado presenta la señalética de los tres jardines, corroída y oxidada por el sol e inteligible para cualquier vecino que se disponga a conocer las más de 10.000 plantas diseminadas por la zona. El parque canino es el único recinto que aún cuenta con visitas continuas.

Fotos

Vídeos