Blanca Fernández: «Tras el paso por el gobierno local tenemos un partido más asentado y cohesionado»

Blanca Fernández, en la escalinata del Ayuntamiento de Marbella, donde es concejal./Josele-Lanza -
Blanca Fernández, en la escalinata del Ayuntamiento de Marbella, donde es concejal. / Josele-Lanza -

La nueva secretaria general del PSOE de Marbella defiende que la gestión de Bernal en la alcaldía ha hecho cerrar filas en torno a su figura

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

marbella. Acumula casi dos décadas de vinculación con el PSOE de Marbella. Primero, en las Juventudes Socialistas, y desde 2004 como parte de la Ejecutiva local de la formación. En 2008 fue incluida en la candidatura del PSOE de Málaga al Parlamento andaluz. Concejala del Ayuntamiento de Marbella, ostentó las delegaciones de Obras y Deportes durante los dos años del gobierno tripartito. Ahora toma el relevo a Bernal en la dirección de la agrupación socialista marbellí.

-¿Qué supone en su trayectoria política asumir este nuevo cargo?

-Para mí es un honor casi abrumador. Por cómo fue la asamblea y con la recepción que he visto en la gente y los apoyos de los militantes y de gente de fuera del partido. Siempre he entendido que donde me ha llamado el partido debía ir pero siempre ha sido un honor estar donde me ha dicho el partido. Que te vote la gente, que los puedas representar, y que tengas una responsabilidad. Ahora es el momento de devolverle en forma de trabajo a mi partido lo que ellos me han dado.

-Ha apostado por un equipo paritario en el que ha conjugado experiencia, con la recuperación de 'históricos' del partido, con la entrada de savia nueva.

-Así es. Una de las principales cosas que tenía clara es que quería un equipo paritario. Tenemos muchas compañeras que pueden hacer una gran labor. Algunas llegan por primera vez a la ejecutiva. Hay otros casos de compañeras que repiten pero con más responsabilidad, como es el caso de Teresa Jiménez. Y luego recuperamos a gente como Marina Torres, una figura de simbolismo, muy querida dentro y fuera del partido. Con ella además reforzamos un pilar esencial, el de la formación. Por ella decidí afiliarme al partido hace años. Además incorporamos gente de Juventudes Socialistas. Hemos bajado la edad media de la ejecutiva, pero tenemos una mezcolanza de gente que llega por primera vez y otros que hemos estado en el tiempo. Vuelve también Andrés Jiménez, y mantenemos a hombres como Juan Vílchez, que lleva tantos años con nosotros. En definitiva buscábamos un equipo que sea eficaz, sobre todo teniendo tan cerca las elecciones municipales. Hacer esta renovación en este momento es un reto, pero también nos viene bien.

-¿Cara a las elecciones municipales de 2019?

-Queda un año y medio para las elecciones, pero el tiempo luego es realmente un año. Y es un pilar fundamental desarrollar un buen trabajo desde el partido, ayudando en el trabajo que viene haciendo el grupo municipal para que no esté todo tan concentrado y que podamos llegar a más gente y a todos los sitios donde nos lo solicitan y, claro, preparar las elecciones.

-Fue la única candidatura presentada y desde ella se hizo un llamamiento a la cohesión como clave en ese trabajo hasta las elecciones. ¿Cree que el paso por el gobierno municipal ha generado más consenso dentro del partido?

-Llevábamos tiempo de evolución. Hay cosas que se han asentado y es verdad que a partir de la última disolución el partido se ha ido asentando poco a poco. A lo mejor no todos somos de las mismas opiniones, pero eso es algo innato en los partidos de izquierda, que podemos ser más críticos entre nosotros, algo que no pasa en los partidos de derecha. Pero sí que hay más cohesión y aceptación sin tener que formar corrientes extremas. Pasar por el gobierno ha supuesto un mayor consenso sobre todo en torno a la figura de quien ha sido alcalde y quien entendemos que debe ser el candidato, José Bernal.

-Bernal sale de los órganos de dirección del partido en Marbella para centrarse en la presidencia del PSOE de Málaga. ¿Puede esta plataforma ayudar a mejorar resultados?

-José Bernal tiene responsabilidades como candidato que será y como presidente a nivel provincial. Nunca hemos tenido hasta ahora en la agrupación de Marbella un peso tan grande como ahora ni tan específico. Es hombre de la presidencia pero con un cargo que se ha reforzado. Además, no olvidemos que por ser candidato y por ser miembro de la ejecutiva provincial es miembro nato de la ejecutiva de Marbella, aún sin cargo. En nuestros planes está ir integrando el trabajo en un equipo único conforme se vayan acercando las elecciones.

-Usted lleva vinculada al PSOE de Marbella desde hace casi dos décadas. ¿Qué evolución ha visto desde entonces hasta hoy?

-Como digo, es una agrupación que poco a poco se ha ido asentando y estabilizando. Es cierto que tiene una historia tumultuosa. Yo conocí la agrupación cerrada por la primera disolución, no había casi ni luz. Estaba yo en juventudes. Con la segunda disolución fue cuanto a través de una persona que considero fundamental, Yasmín de la Vega, retomé el contacto. El partido ha ido creciendo, se ha ido cosechando experiencia. No solo hablo de Marina (Torres). También de Luis Rojo (presidente de la agrupación) y de otros. Poco a poco se va evolucionando y cogiendo peso y los dos años de gobierno han sido importantes. Hemos pasado de un estado crítico a ir consiguiendo más militantes y que se nos vaya conociendo más en la calle.

-¿Cree que la experiencia de gobierno les permite afrontar la campaña desde otro punto de partida?

-Indudablemente. Hemos conocido sobre el terreno muchas de las dificultades que supone gobernar, las carencias del Ayuntamiento, y creo que tenemos claros los objetivos. Sabemos cómo funciona la administración. Todo eso si no se conoce de primera mano, se plantea de otra forma. Eso nos hace tener una ventaja que antes no teníamos.

-¿Qué palpa en la calle tras el cambio de gobierno?

-En un primer momento, mucho desconcierto de la gente y ahora, en muchos momentos, descontento porque lejos de esta situación idílica que se ha vendido con planes de choque, va pasando el tiempo y se ve que solo hay humo. Hay desilusión de muchos vecinos que ven que las obras que se habían programado no se realizarán. Y luego hay gente que sigue sin saber qué ha habido a cambio de la moción de censura. Y eso a la gente le genera incertidumbre.

-Ante la posibilidad de tener que alcanzar un pacto de gobierno tras las elecciones de 2019, ¿cierra la puerta el PSOE a alguna opción?

-El panorama es muy incierto. Puede aparecer otra formación, como es Ciudadanos, que se puede presentar a las elecciones. Y habrá que ver la evolución de otros partidos como Podemos. Revisaremos la posibilidad de hacer pacto, lo que no sé es si será posible reeditar el de las elecciones anteriores. Será complicado que algunos se vuelvan a ganar la confianza nuestra para ello. Creo en el poder de la izquierda, es la forma natural de pactar. Dependerá de los resultados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos