Un trabajo entre las estrellas de Starlite

Starlite comenzó ayer en el Palacio de Congresos de Marbella el proceso de selección, que se extenderá al menos hasta este próximo jueves. /Josele-Lanza -
Starlite comenzó ayer en el Palacio de Congresos de Marbella el proceso de selección, que se extenderá al menos hasta este próximo jueves. / Josele-Lanza -

1.400 personas se han presentado este año para encontrar un empleo durante 45 días en el festival

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Víctor no parece nervioso; más bien todo lo contrario. Está «prácticamente seguro» de que este verano volverá a tener un puesto de trabajo que le permita ahorrar algo de dinero para todo el curso. Estudia Derecho en Granada, aunque el año que viene se irá de Erasmus y todo el dinero que pueda juntar se hace más que necesario. La historia de este joven esteponero es uno de los más de 1.400 relatos que comparten los candidatos que, desde ayer y hasta el jueves, se han presentado para un puesto de trabajo en el festival Starlite de Marbella, que un año más se celebra en la cantera de Nagüeles.

Esta cifra de candidatos, matizan desde la empresa, se incrementará en los próximos días. El año pasado, entre los que se inscribieron en la web y los que finalmente acudieron al Palacio de Congresos de la ciudad (mismo lugar que este año) sin cita, contabilizaron a unas 3.000 personas. Aunque la mayor parte de ellos son jóvenes de menos de 30 años residentes en Marbella, Estepona y del resto de municipios de influencia, también había demandantes de empleo de varias generaciones y de otros puntos de la provincia y de Andalucía.

La empresa oferta unos 400 puestos de trabajo que van desde camarero a conductor, y calculan que en torno al 60% serán empleados que repiten de años anteriores

En cuanto a los puestos de trabajo, y según Javier Bernaldo, responsable del área de 'food & drinks' del Festival, se buscan en torno a 15 modalidades diferentes, aunque muchas de ellas comparten perfiles. Así, el mayor número de ofertas se encuentran para trabajos de camareros, jefes de barra, 'runners' y 'bandejas' de sala, conductores o 'hostess' (relaciones públicas). A pesar de que no se pide una formación concreta, sí se valoran cuestiones como que el candidato hable inglés u otros idiomas;la actitud y las ganas de trabajar que demuestra; y la capacidad resolutiva que presenten.

Para ello, desde hace unos años han establecido una modalidad de entrevistas que contiene dos partes: la primera de ellas es una entrevista personal, en la que el candidato es preguntado por el tipo de puesto al que aspira, cuál es su formación o las habilidades personales, entre otras. A continuación, pasan a una segunda sala para realizar una segunda entrevista, aunque en este caso se graba en vídeo; una herramienta que se aplica para observar el comportamiento que podrían tener de cara al público. Rocío y Carlos, dos de los candidatos que se presentan por primera vez, se han enterado en la cola lo del vídeo. «Nunca me habían hecho una entrevista en vídeo; eso me pone algo nerviosa», reconoce.

Las entrevistas tienen dos fases; la segunda en vídeo.
Las entrevistas tienen dos fases; la segunda en vídeo. / Josele-Lanza -

Aun así, aquellos que debutan dicen abiertamente –al menos la mayoría– que les han hablado bien de las condiciones de trabajo en Starlite. «Sé que se curra mucho, pero en un chiringuito se trabaja igual y se cobra menos», afirma José Antonio. «Sí, y además lo bueno de trabajar en Starlite es que es divertido, se ve 'famoseo', se escuchan los conciertos...», le responde Marta, que ya va por su tercer año.

En este pequeño debate que se crea sobre los motivos de por qué trabajar en Starlite (además de por el dinero), es el compañerismo. «Después de tantos días juntos nos convertimos en una especie de familia», añade Víctor, que el año pasado entró una vez empezado el festival y ahora parece haberse convertido en un valor seguro. «Él repite seguro, nos filtran desde la empresa».

Precisamente, esa es otra de las políticas de Starlite a la hora de contratar. «Suponemos que en torno al 60% de las personas que contratemos vienen de años anteriores. Si trabajan bien no hay por qué cambiarlos», añade el responsable de 'food & drinks', que de todas maneras recomienda a los interesados que aprovechen estos días para presentarse. «Aquí nos quedamos con una bolsa, a veces hay gente que se echa para atrás;y si no, el año que viene seguro que le contratamos», sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos