IU teme que la actitud del nuevo gobierno local de Marbella termine por bloquear las inversiones prometidas por la Junta

Victoria Morales, Miguel Díaz y José Antonio Castro.
Victoria Morales, Miguel Díaz y José Antonio Castro. / Josele-Lanza -

El parlamentario andaluz José Antonio Castro defiende la firmeza del tripartito para reclamar al Gobierno andaluz los proyectos pendientes

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El parlamentario andaluz de IU, José Antonio Castro, teme que el cambio de gobierno en Marbella termine «ralentizando e incluso bloqueando» algunas de las inversiones comprometidas por la Junta de Andalucía en el municipio y acordadas con el tripartito. Un cambio de rumbo que, asegura, podría estar condicionado por la actitud del nuevo Ejecutivo local liderado por Ángeles Muñoz, sobre el que, asegura, «personalmente no tengo mucha confianza».

«Si la Junta inicia una serie de compromisos con un equipo de gobierno la única manera de paralizarlo o bloquearlo es que el nuevo equipo de gobierno cambie de posición», indicó durante una visita a Marbella. Entiende el parlamentario que si bien los compromisos con Marbella son firmes, como se dejó atado el anterior tripartito, todo dependerá a partir de ahora del planteamiento que encuentre en el nuevo gobierno municipal. «La Junta tiene las manos atadas para continuar los procesos que ha alcanzado con un equipo de gobierno, pero en cuanto vea veleidades o cambio de posiciones del nuevo gobierno municipal aquello se puede quedar en barbecho y alguna que otra vez, a lo mejor, con el beneplácito de la misma Junta de Andalucía», subraya. Castro defiende que el trabajo del tripartito ha sido duro frente a la Junta para conseguir los proyectos comprometidos. «Ustedes deben saber que la Junta en algunos casos se ha visto obligada por el Gobierno de Marbella a decir sí o sí a determinados proyectos, y para eso estaba el equipo de gobierno, para forzar. Ahora va a depender de la actitud de este Ejecutivo del cual no tengo ninguna confianza».

Por todo ello, IU anuncia que vigilará de cerca el desarrollo de esos compromisos por parte del Gobierno andaluz, a través del grupo parlamentario, y del bipartito PP-OSP, desde el municipal. Los ediles Miguel Díaz y Victoria Morales han diseñado un listado con hasta 22 iniciativas a las que se dará traslado al Parlamento de Andalucía. Relacionadas con educación, cultura y derechos sociales demuestran, defiende José Antonio Castro, «que IU Marbella-San Pedro no tiene intención de quedarse con los brazos cruzados desde la oposición».

Entre esas iniciativas se encuentra la que reclama la protección de la Basílica Paleocristiana de Vega del Mar, después de que el PP retirara del Parlamento una Proposición no de Ley instando a ampliar la cobertura de protección, un hecho calificado por José Antonio Castro como «kafkiano»; el nuevo centro de salud comprometido para San Pedro Alcántara, al igual que el centro de Educación Secundaria; y el Centro de Tratamiento de Adicciones.

Nota distintiva

El parlamentario andaluz de IU destacó desde Marbella la labor desarrollada por los ediles de su formación a nivel local que, indicó, «ha sido una nota distintiva, con el impulso de proyectos clave, y demostrando que hay otra forma de hacer política y de afrontar la política en la ciudad». Y ello, dijo, frente «a los años del gilismo, primero, y del PP, más tarde. Un PP que ahora vuelve. Conocemos lo que ha sido la gestión del PP y podemos decir que vuelve el zorro a cuidar del gallinero y nos preocupa mucho. Ahora lo hacen de la mano de OSP, que se vende por un plato de lentejas, pero hay que reconocer que al menos van a con chorizos».

Para IU el nuevo bipartito supone «un paso atrás en la regeneración democrática del Ayuntamiento, y por eso, IU va a tener una actitud de dedicación absoluta, de trabajo incansable para, desde la oposición, fiscalizar el trabajo, pero además para impulsar los proyectos que nos tememos que quedarán en el cajón del olvido muchos de ellos».

Fotos

Vídeos