Marbella busca una fórmula para garantizar seguridad jurídica a los horarios de Starlite

Momento de una de las votaciones en el pleno de ayer. /Josele-Lanza -
Momento de una de las votaciones en el pleno de ayer. / Josele-Lanza -

La oposición rechaza apoyar la declaración del festival como evento de especial interés público, cultural y turístico en el ámbito municipal

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El Ayuntamiento de Marbella busca fórmulas que permitan dar seguridad jurídica a los horarios para Starlite. El pasado verano abrió una crisis entre el Ayuntamiento y la organización que puso en duda la continuidad del festival en Marbella por dos asuntos. Uno, la aplicación de la normativa autonómica que impide extender todos los días el horario de cierre especial que solicitan. El otro, el canon impuesto por el Ayuntamiento al renovarse el acuerdo, que se elevó de los 7.000 euros que se venía pagando a 120.000 euros.

A día de hoy, a cinco meses del inicio del ya anunciado festival –para el que incluso se han empezado a vender las entradas– ninguno de los dos asuntos se ha resuelto. Para el primero de ellos el equipo de gobierno ha empezado a dar pasos. Ayer llevó a pleno instar al resto de grupos a que apoyen la declaración del festival como evento de especial interés público, cultural y turístico, con el que se pretende abrir la puerta a una normativa municipal que regule esos horarios. Esta declaración, que no respaldaron el resto de grupos (IU y CSSP votaron en contra y el PSOEse abstuvo) aún precisa el inicio y tramitación de un expediente administrativo y su visto bueno por parte de la Junta de Gobierno Local.

Se trata de una figura de nueva creación en Marbella, pero que ya se ha aplicado en otras ciudades andaluzas para la celebración de determinados eventos. El Ayuntamiento deberá, tras su aprobación, dotar de contenido esa declaración, es decir, determinará qué regula y cómo. De forma paralela, y este sería un segundo escalón, el equipo de gobierno está trabajando en la elaboración de un reglamento que regulará el funcionamiento de la Cantera de Nagüeles como escenario para acoger eventos. El objetivo de todo ello es encontrar la fórmula que garantice la seguridad jurídica de los horarios acorde de la normativa autonómica.

Los horarios

¿Qué horarios tiene la cantera y cuál persigue? El acuerdo alcanzado el año pasado con el Ayuntamiento fijaba el cierre a las dos de la madrugada de lunes a jueves y hasta las tres los fines de semana. No obstante, se acordó la concesión de permisos especiales hasta las seis de la madrugada pero sólo para determinados días. Starlite tiene un programa oficial de conciertos en el escenario principal, pero cuenta además con una zona ‘lounge’ de discoteca en la que también se organizan otro tipo de actuaciones musicales o pases de dj. Es esta segunda actividad para la que se reclama desde la organización la posibilidad de permanecer abiertos hasta más allá del horario permitido. Y es aquí donde surge la duda. «¿Cómo debe considerarse a Starlite, como un concierto, como una discoteca, como un festival?», indica el concejal de Industria José Eduardo Díaz. «Debe ser considerado como un evento, y a partir de ahí, hacer esa regulación también del funcionamiento de la cantera como continente de eventos varios», indica el edil, quien subraya que, en cualquier caso se pretende poner fin a la concesión «discrecional» de permisos especiales «como se estuvo haciendo el año pasado, sino que se disponga de una normativa clara a nivel municipal que establezca de forma clara cuándo y cómo se aplican los horarios».

De poco sirvió la defensa que el portavoz del PP, Félix Romero, hizo en el pleno de los «beneficios» que el festival tiene para la ciudad. Dos datos aportó que llamaron la atención: «el festival ha dejado en la ciudad unos 200 millones de euros; y ha ahorrado a la ciudad en promoción de Marbella unos 700 millones». «Lo que se busca con lo que hoy se trae a pleno es el apoyo de los grupos a esta declaración de evento especial de interés público, un asunto que podría haber ido directamente a Junta de Gobierno Local».

Desde las filas de la oposición el argumento fue en la línea de defender que «la figura de evento de especial interés no está recogida en el ordenamiento jurídico», como apuntó el concejal de IU, Miguel Díaz. El edil no puso en duda la relevancia turística del festival pero, como indicó, «además de bueno debe ser legal y justo». Para IU, el debate institucional «debía centrarse en que el canon del año pasado sigue sin pagarse (está recurrido por la empresa) y en que la organización sigue ocupando el espacio público más allá de las fechas del festival».

«Se está mendigando a Starlite»

La intervención más dura la protagonizó el edil de CSSP, Kata Núñez, que comenzó reprochando al edil de IUque «acuse ahora a Starlite de lo que ya hacía durante su gobierno». Núñez acusó el equipo de gobierno de «andar mendigando a Starlite que permanezca en la ciudad, cuando el interés es de Starlite por estar en Marbella».

Desde las filas socialistas el concejal Javier Porcuna reiteró el argumento de que «la figura de protección que se quiere utilizar no se recoge en el ordenamiento jurídico», y advirtió de que «una vez que se inicie el expediente ya obtendrán la respuesta de la ley». Para ello esgrimió un informe emitido por la Secretaría Municipal, a instancias de la oposición, en el que, sin embargo, el adjunto al secretario municipal (que es el que firma)deja claro que la «viabilidad jurídica» de la figura que se quiere aprobar se comprobará «a través de la propia tramitación del correspondiente expediente administrativo», que es el que se va a iniciar ahora.

En su respuesta al edil del PSOE , el portavoz popular Félix Romero incidió en que «se quiere acabar con la concesión de licencias especiales para ampliar horario que se hacían durante su gobierno –le espetó– cada mañana». Frase que acabó acusando a Pocuna de otorgar esos permisos «a cambio de entradas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos