Solidaridad por bandera

Solidaridad por bandera
Josele-Lanza -

La gala benéfica Starlite reúne en su octava edición a un incontable número de personalidades que no faltan a la cita estival marbellí impulsada por Antonio Banderas

HUGO SIMÓN

Los brillos de su vestido y de su sonrisa dieron un año más la bienvenida a la cantera de Nagüeles. Anne Igartiburu volvió a ser la más madrugadora en la gala Starlite, donde la presentadora ejerce de imagen de Ford. Como ya es tradición, Antonio Banderas, promotor y alma mater junto a Sandra García-Sanjuán del evento benéfico, puso su rúbrica a un modelo de la marca, en este ocasión un Mustang azul. El actor malagueño se hizo esperar, pero no llegó solo, sino acompañado de su pareja, Nicole Kimpel y –una vez más– de la hermana de ésta, Bárbara, grupo al que se sumó también poco después Sara Baras. La bailaora era una de las galardonadas con los premios Starlite en reconocimiento a su labor solidaria junto con el cantante Miguel Poveda, la actriz Loles León, el chef marbellí con dos estrellas Michelín Dani García y el entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone.

Pagan 270.000 euros por un cuadro de José María Cano en la subasta de Starlite

Es el mayor récord conseguido en una puja de este tipo de eventos en Málaga, sgún fuentes de la organización

Banderas exhibió su natural simpatía y un punto de humildad. «Nosotros tratamos de aportar nuestro granito de arena», indicó. Pero pronto tanto García-Sanjuán como Baras elogiaron la ilusión y el entusiasmo del actor a la hora de impulsar un evento que anoche cumplía su octava edición y que hasta ahora, según sus organizadores, ha recaudado 2,2 millones de euros y ha servido para ayudar a 100.000 familias y escolarizar a 18.000 niños. «Antonio es un ejemplo», subrayaba ya en la alfombra roja con un gesto no reproducible la diseñadora Vicky Martín Berrocal, que asistía por primera al evento solidario.

Una alfombra en la que el actor malagueño pidió dos deseos. Uno, solidario: que se consiguieran los máximos fondos posibles en el desarrollo de la gala. Y otro, personal. «Que se me arregle el corazón totalmente, que va por muy bien camino, y que siga como estoy», expresó. A su lado, silenciosa y sonriente, Nicole, que, al igual que su hermana, optó por un vestido de lentejuelas para acompañar a su pareja en una noche tan especial. No fueron las únicas. También eligieron los brillos para desfilar por la alfombra roja de la cantera marbellí la modelo argentina Valeria Mazza –presentadora de la gala junto al humorista Carlos Latre, que prometía mucha diversión–, la cantante Mónica Naranjo o Irene Villa, que lució un vestido de Alejandro de Miguel y que se mostró encantada de participar en la gala por la importancia de la misma en el ámbito solidario y, al mismo tiempo, por la oportunidad que le brindaba de conocer en persona «a gente que son mis ídolos». «Es una noche mágica», señalaba.

Noticia relacionada

Entre los asistentes a la velada, un sinfín de rostros conocidos. Especialmente, en el mundo de la música y la televisión. Coti y Niña Pastori fueron los encargados de actuar en la gala, aunque la cantante advirtió que haría lo que pudiera porque, después de su exitoso concierto una noche antes en el mismo escenario, la voz «la tengo un poco así». No faltaron Marta Sánchez, que, según afirmó, se considera «parte de la familia de Starlite», ni Nuria Fergó, a la que hemos visto este verano en todas las citas solidarias celebradas en Marbella.

Miguel Poveda, Sara Baras, Loles León, Dani García y Diego Simeone recibieron los premios a la labor solidaria

También desfilaron por la alfombra de entrada las actrices Ana Obregón, Ana Fernández, Cristina Castaño y Vanesa Romero, así como las presentadoras Mariló Montero, Elsa Anka, Arancha de Benito, Alejandra Prat y Ana García Lozano. Eugenia Martínez de Irujo, Carmen Martínez Bordiú –que también se estrenaba en la cita–, el actor Santiago Segura, la pareja de modelos Oriol Elcacho y Davinia Pelegri, el presentador Agustín Bravo, Gunilla von Bismarck y Luis Ortiz, el cantante Juan Peña, la modelo y empresaria Estefanía Luyk, Olivia de Borbón y Carmen Lomana fueron algunos otros de la infinidad de rostros conocidos que consumaron su asistencia a la gala.

«Que se me arregle el corazón totalmente» fue el deseo personal que pidió Banderas

La recaudación del evento benéfico, como cada año, estará destinada a las fundaciones Niños en Alegría, que impulsa García-Sanjuán, y Lágrimas y Favores, que, promovida por Banderas, reparte sus fondos entre Cudeca, Cáritas, la Universidad de Málaga y la Fundación Corinto. A falta de celebrarse la subasta y de las posibles donaciones, el inicio del capítulo de obtención de fondos resultó prometedor, dado que se agotaron las 400 entradas existentes. Y no eran aptas para todos los bolsillos: el precio del cubierto se situaba entre los 500 y los 1.000 euros. «Esta gala que se celebra en Marbella es ya un eje y un referente de la solidaridad a nivel mundial», aseguraba con rotundidad Anne Igartiburu. Ocho ediciones después no suena a exageración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos