SIGUE EL PING PONG DEL URBANISMO

José Bernal e Isabel Pérez. :: josele-lanza/
José Bernal e Isabel Pérez. :: josele-lanza

PSOE y PP vuelven a cruzar críticas a cuenta de la lentitud en el proceso de normalización del planeamiento

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

Nada nuevo bajo el sol y nada parecido al compromiso que todos los partidos ensayaron cuando en noviembre de 2015 el Tribunal Supremo tumbó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y obligó a Marbella a volver al Plan de 1986 y a sumergirse en un proceso de normalización de su planeamiento. Más de dos años después, y con dos alianzas diferentes que se han sucedido al frente del Ayuntamiento, ese proceso tiene, visto desde fuera, más parecido con un laberinto exasperante que con un túnel que, aunque largo, permita ver al final una tenue luz de esperanza. Lo que no falta, invariablemente cada vez que la ocasión lo permite, es el cruce de reproches y acusaciones, síntoma infalible de que la solución aún está lejos.

Ayer, el grupo municipal socialista aprovechó la inclusión en el orden del día del próximo pleno una segunda aprobación de las Normas Urbanísticas para arremeter contra el equipo de gobierno municipal, al que acusa de mala gestión en la resolución de este problema.

La edil Isabel Pérez, que tuvo a su cargo el área de urbanismo durante la gestión del tripartito al frente del Ayuntamiento, lamentó ayer que el documento tenga que volver al pleno y acusó al equipo de gobierno de hacerlo para eliminar artículos mencionados en un informe de la Junta de Andalucía. Según Pérez, «tras la aprobación en noviembre, se envió a la Junta para informar, y ahora en vez de seguir hacia adelante con el documento, cumpliendo las indicaciones del informe, lo que hacen es eliminar los artículos mencionados en dicho informe, sin tener en cuenta si son importantes para la ciudad».

Entre los artículos eliminados, según el PSOE, figuraba una ordenanza hotelera aprobada durante el mandato del tripartito que iba dirigida a la mejora en establecimientos. «Ahora el PP la elimina en lugar de solventar el informe y seguir adelante con las Normas Urbanísticas», según Isabel Pérez.

La concejala recordó que en noviembre el PSOE estuvo a favor de la aprobación provisional. «Apoyamos un trabajo previo que llevamos a aprobación inicial consensuando con todos los sectores y garantizando el interés general», dijo antes de reprochar que su sucesora como edil de Urbanismo, Kika Caracuel, «trató de dejar por los suelos nuestro trabajo e incorporó nuevos cambios, ahora vemos que tan bien lo ha hecho el Partido Popular que tiene que llevar el documento a aprobación provisional de nuevo, en vez de hacerlo ya a aprobación definitiva».

Según Isabel Pérez, en lugar de dar cumplimiento a lo requerido por el informe de la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, se han eliminado los artículos, sin tener en cuenta el consenso que había llevado a esa modificación.

Estas acusaciones fueron respondidas por Caracuel, que aseguró que las Normas Urbanísticas se llevan nuevamente a pleno para dar cumplimiento a los requerimientos de la Junta de Andalucía y corregir de esa manera «la nefasta gestión del PSOE en esta materia, que, entre sus múltiples despropósitos, no llevaron a cabo los informes ambientales que requerían varios artículos de estas normas».

La concejala lamentó que el equipo de gobierno tenga que subsanar deficiencias y falta de gestión del anterior gobierno y aseguró que el PSOE «no hizo nada respecto a la necesidad de realizar informes ambientales, tal y como exige la Junta, por lo que, para no demorar el proceso, los artículos que necesitan de estos informes se tramitarán aparte».

Caracuel resaltó que no se ha eliminado ningún artículo, pero no se podía bloquear la tramitación «por la desidia y la inoperancia del PSOE, que había dejado en punto muerto las normas al no acometer la elaboración de los informes ambientales». Para la concejala, los socialistas son incapaces de hacer autocrítica y además «pretenden darle la vuelta a su mala gestión y engañar a la ciudadanía».

«Vamos a hacer lo que el PSOE no hizo en su día y las normas se llevan de nuevo a Pleno tras cumplir los requerimientos de la Junta, mientras que los artículos que necesitan de los informes ambientales que no llevó a cabo el PSOE se tramitarán de forma paralela para así agilizar ambos procedimientos», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos