Siete años después del juicio del 'caso Malaya', sólo quedan diez condenados en prisión

Julián Muñoz y Juan Antonio Roca, en una de las vistas. / Efe

Casi la mitad de los que entraron a la cárcel ya están en tercer grado o régimen abierto

EFE

Siete años después de que arrancara el juicio por el caso Malaya, la operación que supuso la mayor trama de corrupción conocida en un ayuntamiento en la historia de España, y el único que ha originado la disolución de una corporación municipal, quedan solo 10 de los 46 condenados en prisión.

Casi la mitad de los que ingresaron en un centro penitenciario ya están en tercer grado o régimen abierto, entre ellos la que fuera el "azote" de Jesús Gil durante sus años de concejal socialista, Isabel García Marcos, y que fue expulsada del PSOE en 2003 por apoyar la moción de censura que derrocó al exalcalde de Marbella Julián Muñoz.

La mayoría de los exconcejales de Marbella que ingresaron tras la ejecución de la sentencia están en libertad, entre ellos Tomás Reñones, Francisco Pérez, José Jaén, Belén Carmona y el empresario y exteniente de alcalde marbellí Pedro Román.

De los empresarios que ingresaron también están en libertad condicional o en tercer grado Carlos Sánchez y el constructor José Ávila Rojas, así como el abogado Manuel Sánchez Zubizarreta.

El exedil Rafael Calleja y Celso Dema, considerado un testaferro de Roca, continúan sin ingresar en un centro penitenciario por motivos de salud.

Queda en prisión el cerebro de la trama, Juan Antonio Roca, que tras más de diez años encarcelado comenzó a disfrutar en la Navidad de 2016 de diferentes permisos así como la exalcaldesa de Marbella Marisol Yagüe y los exediles Vicente Manciles, José Luis Fernández Garrosa y Rafael González, entre otros.

El juicio comenzó el 27 de septiembre de 2010 en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga con un total de 95 procesados por los delitos de blanqueo, malversación de fondos públicos, cohecho y prevaricación, entre otros.

Tras veintidós meses de vista oral el juicio terminó después de celebrarse 199 sesiones, en 2013 el Tribunal dictó sentencia y tras los correspondientes recursos en 2015 el Supremo dictó fallo.

En enero de 2016 el tribunal que juzgó el caso comenzó a ejecutar la sentencia y ordenó entonces el ingreso de 28 acusados, condenados a más de dos años de cárcel y comenzó a tramitar la suspensión de la pena de prisión para otros 18 condenados si reparaban el daño causado y pagaban las multas que le habían sido impuestas.

La Sala también ideó un portal donde se ofrecen bienes por un valor de 75 millones de euros y el dinero está sirviendo para pagar las responsabilidades civiles de Roca en el caso Malaya y otros procedimientos judiciales.

La ejecución del caso ya ha permitido que se hayan abonado casi catorce millones de euros a las arcas públicas. De los catorce millones, más de ocho se han entregado al Ayuntamiento de Marbella en pago de responsabilidad civil a la que fue condenado Roca, por la Audiencia Nacional en el caso Saqueo 1.

Además, a la Agencia Tributaria se le ha abonado 5.315.236,98 euros en concepto de impuestos devengados y no satisfechos durante el periodo anterior a la administración judicial actual, principalmente IVA e impuesto de sociedades.

Fotos

Vídeos