Una sentencia anula de una vez el IRPH, la cláusula suelo y los gastos de una hipoteca

Juzgados de Marbella. /Josele-Lanza -
Juzgados de Marbella. / Josele-Lanza -

El Banco Popular deberá devolver a una vecina de Marbella más de 40.000 euros por un crédito suscrito en 2007 para la compra de un local

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Marbella ha condenado al Banco Popular a devolver a una vecina de Marbella las cantidades cobradas indebidamente por una hipoteca suscrita en 2007 en la que se aplicaron la cláusula suelo y el IRPH y en la que la compradora abonó además los gastos de formalización. Según la representación letrada de la denunciante, ejercida por el abogado Francisco Orozco, el banco deberá reintegrar más de 40.000 euros.

Según el letrado, la novedad de esta resolución no solo radica en la magnitud del fallo, sino en la argumentación que ha utilizado el juez Ángel Sánchez Martínez, titular de ese juzgado y juez decano de Marbella, para motivar sus pronunciamientos en una sentencia de 50 páginas.

Por un lado, el magistrado vuelve a invalidar el IRPH en vísperas de que el Tribunal Supremo siente jurisprudencia sobre este índice de referencia que sustituyó al Euribor en miles de hipotecas. Al respecto, la sentencia señala esa condición puede calificarse como impuesta por la entidad crediticia «cuando el consumidor no puede influir en su supresión o en su contenido».

No consta que la clienta recibiera información específica sobre las consecuencias de la cláusula

En cuanto a la cláusula suelo, la sentencia destaca que se incluyó en el contrato sin que conste que la clienta recibiera información específica acerca de sus consecuencias, máxime cuando en el momento de la firma el interés aplicable era ya inferior al fijado como mínimo o ‘suelo’. «Todo lo cual venía a impedir que la cláusula suelo fuera adecuadamente percibida por la parte prestataria en toda su relevancia en tanto definitorias del precio del dinero que se prestaba, tratándose, por tanto, de una cláusula que adolece de falta de claridad y que por tanto está viciada d falta de transparencia», señala la sentencia.

Por último, sobre la cláusula de gastos de formalización de la hipoteca, la entidad deberá devolver todo el dinero que los deudores adelantaron en la formalización del préstamo, como son los gastos de Notaría, del Registro de la Propiedad, la tasación, la gestoría o el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. El banco también ha sido condenado al pago de los intereses y las costas.

Fotos

Vídeos