Sale a licitación la instalación de 85 cámaras de videovigilancia y control del tráfico

Sale a licitación la instalación de 85 cámaras de videovigilancia y control del tráfico

Se repartirán entre Puerto Banús, el Puerto Deportivo, y los entornos de los centros comerciales La Cañada y Elviria

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Tras años de espera Marbella está ahora más cerca de echar a andar la videovigilancia en puntos estratégicos del término municipal, un proyecto largamente demandado, especialmente desde el sector empresarial. El Ayuntamiento acaba de sacar a licitación la instalación y puesta en servicio de un sistema de videovigilancia y sensores para la gestión y control del tráfico. Un proyecto en el que se lleva tiempo trabajando y que, una vez obtenidas las pertinentes autorizaciones tanto de la Administración autonómica como de la Estatal, podrá ser una realidad dentro de este año 2018. El proyecto contempla finalmente la instalación de un total de 85 videocámaras repartidas entre Puerto Banús, el Puerto Deportivo Virgen del Carmen, y los entornos de los centros comerciales La Cañada y Elviria. En concreto, las 50 unidades previstas en Banús irán en Muelle de Ribera, calle Comercios, avenida Julio Iglesias, avenida José Banús, Playas del Duque, avenida Rotary Internacional, calle Jesús Puente, José Saramago, Francisco Villalón, Ramón Areces y Antonio El Bailarín.

En el caso del Puerto Deportivo, donde se contemplan ocho cámaras, se instalarán en la calle de pantalanes y accesos que comprende el recinto. En La Cañada irán 11 dispositivos que se ubicarán en las zonas de acceso, mientras que las 16 unidades en Elviria se situarán en las calles que comprende el centro comercial dando cobertura a otras anexas como Ciudad de los Poetas y Avenida de España.

El contrato sale a licitación por un precio base de 1,5 millones de euros y un plazo de ejecución de la instalación de no más de cinco meses. Además, al tratarse de una actuación a cargo de las Inversiones Financieramente Sostenibles, la actuación deberá estar concluida, como marca la ley, antes de que finalice este año, apunta el concejal de Obras, Javier García.

Los dispositivos irán conectados con un ramal de fibra óptica hasta los centros de grabación de la policía

La finalidad del proyecto de implantación de un sistema de vídeo y sensores para la gestión y control del tráfico en el término municipal de Marbella, como se recoge en el proyecto, es la de «controlar cuatro zonas de la ciudad donde existe gran afluencia y convivencia de visitantes nacionales, foráneos y vehículos, motivados por actividades de distinta índole: ocio nocturno y diurno, actividad comercial, cultural, para de esta forma contribuir a minimizar el número de incidentes, atascos y delitos contra la seguridad colectiva, mejorando la sensación de seguridad vial y ciudadana». De hecho, a la hora de seleccionar las zonas de ubicación de los dispositivos de seguridad se tomaron como base las estadísticas policiales de delitos y accidentes.

Estadísticas policiales

El propio proyecto recoge que la Policía Local y Nacional registraron en el año 2016 un alto índice de actividades delictivas en dichas zonas (daños, rotatorios, hurtos, lesiones, alcoholemia, etc.) y también un alto índice de actuaciones relacionadas con la infracción de la ley orgánica de protección de la seguridad ciudadana (consumo de sustancias estupefacientes, etc.), actividades que influyen directamente en un incremento de sanciones de tráfico debido al incumplimiento sistemático de la normativa vigente, sin contar con otras intervenciones de carácter asistencial y colaboraciones con otros cuerpos de seguridad. La tendencia durante el año 2017 se mantuvo en el mismo orden.

Para implementar un sistema de vídeo y sensores para control del tráfico en dichas zonas de la ciudad, el Ayuntamiento se plantea extender su propia red corporativa de tal forma que se garantice la conexión desde la Central de Policía Local con los elementos de vídeo distribuidos en las cuatro zonas de estudio. «De esta forma se garantiza la reducción de incidentes mediante la grabación y posterior gestión de vídeo correspondientes, así como el tratamiento y análisis de las escenas en tiempo real que será fuente de información activa» para los cuerpos policiales.

Por un lado, el sistema de vídeo y sensores servirá «para una correcta y satisfactoria gestión y control del tráfico en la ciudad y al mismo tiempo servirá para la identificación de los individuos implicados en los actos delictivos». Por otro, «pretende ser un potente método disuasorio mediante una extensa red de carteles que informen de la implantación del sistema de vídeo en la zona de actuación, con la premisa fundamental del control del tráfico», se explica.

El sistema de videovigilancia irá soportado sobre fibra óptica en una red troncal distribuida de forma radial hasta el centro de control de la Policía Local y hasta el centro de grabación en el SATE. El pliego de prescripciones técnicas recoge en detalle no solo el tipo de cámaras que se precisan, sino también las características del software de gestión de vídeo y servidores, entre otras especificaciones.

Al tratarse de una licitación por el trámite de urgencia, las empresas interesadas disponen de apenas dos semanas para la presentación de ofertas. El plazo concluye el lunes 29 de enero.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos