Sale a licitación la conexión peatonal de San Pedro y Nueva Andalucía por el Carril del Potril

Se prevé la ampliación del badén existente mediante la ejecución de una acera que salve la distancia entre los márgenes del río Guadaiza

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Numerosos vecinos se desplazan entre los núcleos urbanos de Nueva Andalucía y San Pedro Alcántara utilizando el badén existente en la parte más próxima a La Campana, localizado sobre el lecho del Río Guadaiza, al que se accede a través del Carril del Potril. El badén carece de acera para el paso seguro de los peatones, por lo que el Ayuntamiento de Marbella ha impulsado una obra para dotar de garantías el tránsito a pie por la zona. La actuación, que ha salido a licitación esta semana, consiste en la ampliación del citado badén mediante la ejecución de una acera que permita salvar los 27 metros que separan los márgenes del encauzamiento del río.

La obra cuenta con una inversión de 160.000 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de dos meses, contado a partir de la firma del acta de replanteo una vez se adjudiquen los trabajos. Las empresas interesadas en hacerse con el contrato cuentan hasta el próximo 4 de septiembre para presentar sus ofertas.

Tal y como consta en el proyecto de obra, el acondicionamiento descrito es una «solución provisional» operativo «hasta que se construya en la zona el puente correspondiente». Una infraestructura en altura que está a expensas de la aprobación de un nuevo Plan General, según afirma el concejal delegado de Nueva Andalucía, Manuel García, quien detalla que, mientras tanto, esta obra garantizará la integridad de los peatones que utilizan esta vía tan transitada. La parte de San Pedro se adecuó en su día, pero quedaba la otra zona, que conecta con La Campana, donde el peligro es patente.

Al discurrir la nueva acera por zona inundable, el Ayuntamiento instalará la correspondiente señalización de precaución y peligro para evitar su uso por parte de peatones como paso provisional en caso de fuertes lluvias. También se colocarán barreras de seguridad, una a cada lado del badén, para poder cerrarlas y cortar el tráfico de vehículos ante el riesgo de rebosamientos de la corriente de agua, evitando así el posible arrastre de los coches que utilicen el camino. Para finalizar, se pintarán las líneas que delimitarán los bordes y la separación de los carriles.

Los trabajos previstos prevén la instalación de cinco puntos de luz sobre báculos en el acceso al badén para incrementar la seguridad de los vehículos y peatones. En concreto, las lámparas se apoyarán en la calle Torrente Ballester y no sobre la nueva acera, al tratarse de una zona inundable.

Presupuestos Participativos

La actuación, que cuenta con un dictamen favorable de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio -necesaria por actuarse en zona de afección del cauce del río Guadaiza-, forma parte de las propuestas ciudadanas aprobadas en los Presupuestos Participativos de 2016. En este sentido, el concejal de Participación Ciudadana, Miguel Díaz, pidió al nuevo gobierno que surja tras la votación de la moción de censura el próximo martes que ejecute los proyectos comprometidos a través de esta herramienta; por lo que no sólo exigió compromiso para esta obra en fase de licitación, sino también para otras iniciativas similares en marcha como el corredor verde de Las Chapas. «El mensaje para el nuevo gobierno es claro, tiene que desarrollar todos estos proyectos porque así lo ha querido la ciudadanía y no se puede traicionar su voluntad», afirmó el edil.

Más

Fotos

Vídeos