Romero tilda de oportunidad perdida para mejorar la ciudad el fracaso de la moción de censura

N. CASTRO/ P. COLLANTES MARBELLA.

La posibilidad de una moción de censura auspiciada por obra y gracia de los 13 concejales del Partido Popular y los dos representantes de Opción Sampedreña pinchó, pero el culebrón del verano siguió coleando ayer a tenor de la valoración pública efectuada por el PP sobre el asunto, formación que alude a «una oportunidad perdida» para mejorar la ciudad, pero también a raíz de las declaraciones de OSP negando la fragmentación interna en el seno de su grupo, al hilo de lo ajustada que quedó la votación de su Consejo Consultivo: 16 sufragios a favor de la continuidad, frente a 12 síes proclives a un cambio de rumbo.

El concejal del grupo popular Félix Romero calificó el fracaso de la moción de censura como «una oportunidad perdida para cambiar el rumbo de la ciudad». Un rumbo que esbozó apocalíptico. «El PP tiene una obligación ética y moral hacia el municipio. Nosotros no nos presentamos a las elecciones para tener un sillón o para subir en el partido, sino para mejorar la ciudad con propuestas. Somos testigos de la realidad: Marbella no funciona y camina hacia la ruina», afirmo el popular, que incluso se refirió a la mala imagen turística que se está proyectando en televisiones de alcance nacional. «Entendemos que esto es una oportunidad perdida y, efectivamente, cada cual es libre de tomar la determinación oportuna, pero nosotros creíamos útil y necesario, lo seguimos creyendo, cambiar el rumbo de esta ciudad. A partir de ahí, son otros los que tienen que dar explicaciones de su decisión», indicó el edil.

OSP niega la división

Félix Romero.

Entretanto, el vicepresidente de OSP, Rafael Piña, negó ayer, en declaraciones a este periódico, que exista división interna en la agrupación municipal, aunque reconoció que buena parte de los miembros de su Consejo Consultivo, máximo órgano de OSP, considera que el proyecto del PP «era mejor que el que tenemos ahora». La opción de presentar una moción de censura para devolver el gobierno a Ángeles Muñoz contó con 12 apoyos. Una realidad que contrasta con lo sucedido hace dos años, cuando sólo tres miembros de este órgano se opusieron a investir alcalde a José Bernal, frente a los 24 que apoyaron un gobierno tripartito. La composición de dicho cónclave sigue siendo un misterio, pero Piña revela que «dos de los que en su día apoyaron al PP ya no forman parte del Consejo».

Fotos

Vídeos