Retiran la pantalla publicitaria de Puerto Banús tras las protestas de los vecinos

El luminoso, en funcionamiento este pasado verano. :: josele-lanza. archivo./
El luminoso, en funcionamiento este pasado verano. :: josele-lanza. archivo.

El propietario descuelga a instancias del Ayuntamiento el luminoso que carecía de licencia e impedía el descanso en la comunidad de enfrente

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

La comunidad Muelle de Rivera VX-YZ de Puerto Banús ha ganado la batalla por su descanso. El Ayuntamiento de Marbella ha ordenado la retirada de una gran pantalla con fines publicitarios instalada por la perfumería situada en el número nº9 de la avenida Julio Iglesias, justo enfrente del inmueble perjudicado. De esta manera, los vecinos litigantes ponen fin a una lucha iniciada este pasado verano, cuando denunciaron a través de SUR las molestias que generaba la intensidad lumínica y la variación de tonos y colores que se proyectaban hacia el interior de sus pisos.

La retirada ha sido costeada por el administrador del negocio, que además se enfrenta a un posible expediente sancionador y disciplinario por haber colgado el dispositivo en la fachada del local sin la preceptiva autorización municipal, poniendo en riesgo «la seguridad de las personas». Así consta en la resolución del Ayuntamiento, a la que ha tenido acceso este periódico, firmada el pasado 27 de septiembre tras la visita realizada por un inspector de Vía Pública a finales de julio.

El decreto ordena la retirada de la pantalla «por haberse instalado de forma clandestina, careciendo de cualquier autorización municipal e infringiendo lo señalado en las normas de aplicación, a lo que se añade el hecho de que con la misma se pone en peligro a los transeúntes y conductores que circulan por el viario existente».

Uso contrario

El documento ordena asimismo la retirada del luminoso por «dotar al espacio de un uso contrario a su destino». En este sentido, el Ayuntamiento recuerda en el escrito que, «de conformidad con el artículo 14.1 de la Ordenanza de Protección de los Espacios Públicos del Municipio de Marbella, los titulares de los establecimientos no podrán situar en la vía pública, salvo autorización, ninguna clase de instalación, sea fija o móvil, con propaganda publicitaria».

Las protestas de la comunidad de propietarios se remontan a este pasado mes de julio, cuando el negocio que se sitúa frente al edificio instaló en la parte alta de su fachada una pantalla de grandes dimensiones con el propósito de lanzar mensajes comerciales en forma de bucle al caer la tarde.

Frente a los escritos presentados en la delegación municipal de Vía Pública, que ahora han dado sus frutos, los vecinos afectados emprendieron la vía judicial, llegando a admitir a trámite el Juzgado de Instrucción nº3 de Marbella una denuncia penal por contaminación visual.

El dueño de la perfumería, que aseguró en todo momento no entender la polémica por la colocación del luminoso en la fachada de su negocio, acató la decisión de la administración local y procedió a la retirada del dispositivo el pasado 7 de noviembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos