Los puertos deportivos reclaman a la Junta que la gestión en materia portuaria pase a Turismo

Imagen del pasado verano en Puerto Banús :: josele-lanza/
Imagen del pasado verano en Puerto Banús :: josele-lanza

El sector vuelve a la senda del crecimiento pero mantiene abierto un conflicto con la administración regional a cuenta de las tasas

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

En plena senda de la recuperación, los puertos deportivos privados de explotación privada de Andalucía reclaman una «mayor y mejor» atención por parte de la administración autonómica, competente en la gestión portuaria. Llevan años pleiteando en los juzgados contra las tasas que se les cobra desde la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), dependiente de la Consejería de Fomento. Un tema no resuelto y ante el que, como recuerda José Carlos Martín, presidente de Marinas de Andalucía (colectivo que agrupa a la mayor parte de los puertos deportivos de la región), la Junta «viene adoptando desde hace tiempo soluciones provisionales aplicando descuentos que, por ejemplo, ya no valdrían para el próximo ejercicio». Ello responde, entiende el portavoz, a la «falta de voluntad de la administración que solo piensa en recaudar y no en arreglar». El sector asegura sentirse «desprotegido» y sostienen que su gestión tendría mejor encaje en la Consejería de Turismo y no en la de Fomento, a la que actualmente pertenecen.

La propuesta para el cambio de carteras ha sido planteada sin éxito, al menos de momento, y el asunto ha vuelto a ser abordado en la asamblea de socios de Marinas de Andalucía celebrada esta misma semana. «La Agencia Pública de Puertos de Andalucía se tenía que llamar Agencia de Transporte , que es en lo que se centra, y lo que parece que realmente les interesa», subraya José Carlos Martín.

Los recintos portuarios deportivos y de explotación privada se definen como «establecimientos o espacios turísticos, como un hotel o un chiringuito. Un puerto deportivo tiene hoy todos los servicios y se han convertido en focos de atracción turística. Somos empresas turísticas y sin embargo el catálogo de empresas de turismo de Andalucía no nos incluye pese a que lo hemos pedido por activa y por pasiva», aseguran.

«No tenemos interlocutor con la Junta desde que en junio dejó el cargo el director general de la APPA»

Del lado contrario se encuentra la postura de la Junta de Andalucía, que señala que entra entre las funciones competenciales de la Consejería de Fomento, la construcción de las marinas. «Los puertos hay que hacerlos pero una vez. Está bien que dependa de Fomento mientras se construye. Pero luego viene el día adía, la actividad, que nada tiene que ver con ese área», señala el presidente de Marinas de Andalucía.

El sector hace hincapié en que llevan meses sin contar con un «interlocutor» con el Gobierno andaluz, toda vez que desde que en el mes de junio Alfonso Rodríguez Gómez de Celis dejara el cargo de director general de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, (APPAS), el puesto está sin cubrir. «Estamos a final de año y seguimos sin interlocutor. Se van a cerrar los presupuestos del año que viene y no tenemos ni con quién hablar de las tasas. Eso no es más que una nueva muestra del desinterés que los políticos demuestran por nosotros».

Año de recuperación

En la cara positiva se encuentra el repunte de la actividad de las marinas andaluzas. El balance de los meses de verano ya dejaba entrever que el ejercicio de 2017 concluiría con un nuevo repunte en la ocupación de atraques. Y así será. En la curva gráfica de evolución de la última década, se observa un acusado descenso en los años crudos de la crisis que vuelve a remontar tímidamente a partir de 2013. A grandes rasgos, el sector pasó del 100 por cien de ocupación del año 2007, al 50% en el que se estancó en los años posteriores hasta el 85% de media con la que cerrará este año.

Solo en los meses de junio, julio y agosto, el volumen de negocio conjunto alcanzó los 7 millones de euros. Como apunta el presidente de Marinas de Andalucía, la asociación de puertos andaluces que agrupa a las 16 marinas de gestión privada (El Candado, Puerto Banús, La Duquesa, Estepona, Almerimar, Puerto Sherry, Marina del Este, Marina Isla Canela, Marina El Rompido, Alcaidesa, Sotogrande, Marbella, Fuengirola, Aguadulce, Almerimar y el Real Club Náutico de Estepona), José Carlos Martín, «ha vuelto» el cliente extranjero que en el momento más duro de la crisis «se fue por un tema precios y por problemas con la devaluación de la moneda en sus países, pero también han regresado a los puertos andaluces los propietarios de barcos españoles por la recuperación económica».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos