El PSOE saca pecho y hace un balance «más que positivo» de sus dos años de gestión en Marbella

PABLO COLLANTES

marbella. En los dos últimos meses, al gobierno municipal se le acumulan los conflictos. Por un lado, el amago de romper el pacto de gobierno por parte de OSP. Por el otro, el golpe en la mesa de Starlite que sopesa marcharse de la ciudad ante tanta restricción legal. Sin embargo, lejos de achantarse, la agrupación municipal socialista quiso transmitir ayer un mensaje claro. Caminan en la dirección correcta.

Ante un grupo nutrido de militantes, el alcalde de Marbella, José Bernal, junto con el delegado de la Junta, José Luis Ruiz Espejo y la delegada de Obras, Blanca Fernández, hizo balance de sus dos primeros años de gestión al frente del Consistorio marbellí. En su discurso, no faltaron reproches al anterior equipo de gobierno, tachándoles de «victimistas» y de querer reunir «votos de odio» en contra del PSOE.

En relación a las alianzas del gobierno municipal con la Junta de Andalucía, Bernal destacó la «estrecha cooperación» con el Gobierno andaluz al tener «el mismo color y sentir político». En el lado contrario, el primer edil criticó la falta de comunicación con el Gobierno central, al que acusó de invertir «poco o nada» en el crecimiento de la ciudad.

Respecto a la actual situación económica del Ayuntamiento, Bernal sacó pechó aclarando que Marbella ha logrado «en menos de dos años» sanear «todas y cada una de sus deudas pendientes», por lo que el municipio es uno de los pocos territorios de más de 100.000 habitantes que tiene su deuda a cero. «No debemos ni un solo céntimo a ninguna administración pública», sentenció.

Por su parte, Ruiz Espejo, precandidato a la secretaría general del PSOE malagueño, aprovechó el encuentro para hacer campaña y ensalzó «la lealtad entre las instituciones públicas» al tiempo que informó de que las transferencias para financiar servicios públicos que la Junta hace a Marbella superan, durante los tres últimos años, los 25,4 millones de euros, lo que atestigua la colaboración del Gobierno andaluz con la ciudad, «pese a que algunos quieran ocultarla». Fernández, por su parte, hizo balance de las obras acometidas y subrayó «el trabajo que se hace en los barrios».

Fotos

Vídeos