El PSOE pide que se reconozcan las dolencias de las camareras de piso como enfermedad profesional

José Bernal, ayer, con las camareras de piso./Josele-Lanza -
José Bernal, ayer, con las camareras de piso. / Josele-Lanza -

La formación llevará al Parlamento Andaluz, ayuntamientos y diputaciones una proposición en defensa de este colectivo

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El PSOE de Andalucía ha presentado una propuesta de apoyo a las camareras de piso en Andalucía, un sector en el que trabajan unas 15.000 personas en nuestra comunidad. En la proposición, que se debatirá en el Parlamento andaluz, las diputaciones y los ayuntamientos de la región, se insta a que el Gobierno de Rajoy derogue la reforma laboral y a que incluya en el Cuadro de Enfermedades Profesionales del Sistema de la Seguridad Social las principales dolencias de este colectivo en el ejercicio de su actividad, como son las posturas forzadas y los movimientos repetitivos.

José Carlos Durán, secretario de Empleo y Relaciones Laborales del PSOE andaluz, señala que la Proposición No de Ley incluye un apartado para que se revise la edad de jubilación para que se tengan en cuenta «las situaciones tan dramáticas de las camareras de piso en su ámbito laboral». «Estas mujeres deben disfrutar de los derechos que les corresponden por justicia, y el PSOE va a luchar por ello en todas las instituciones», asegura.

Por su parte, José Bernal, portavoz en el Ayuntamiento de Marbella y presidente del PSOE de Málaga, ha informado de que se registrará como moción en el municipio esta iniciativa para que sea debatida ya que «queremos dar cobertura a las reivindicaciones de este colectivo».

En ese sentido, ha anunciado que, junto a esta moción, desde el PSOE «vamos a iniciar una campaña de concienciación en nuestra ciudad, porque Marbella es un municipio de excelencia en el ámbito turístico, y también tiene que serlo en cuanto a las condiciones laborales de los trabajadores del sector».

Entre las demandas socialistas se encuentra la exigencia al Gobierno de Rajoy de la modificación del artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores para garantizar que «las y los trabajadores que son subcontratados tengan las mismas condiciones laborales y salariales que tendrían de ser contratadas y contratados directamente por la empresa». Además, piden aumentar el número de efectivos en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y extremar la vigilancia de las condiciones laborales de las personas que prestan su actividad a través de subcontratas especialmente en el sector turístico y hotelero.

Trinidad Jiménez, presidenta del colectivo Kellys Málaga con el que se reunieron ayer los representantes socialistas, relató la «dureza» de su trabajo, y añadió que ahora mismo en muchos hoteles se han externalizado los servicios, lo que ha supuesto una precarización todavía mayor. Esto, según explicó, hace que no se rijan por el convenio de hostelería, si no por el de limpieza. «Luchamos para que se derogue la reforma laboral, porque nos rebajen la edad de jubilación y para que se tengan en cuenta nuestras condiciones de trabajo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos