El PSOE impugna la licitación del contrato municipal de eficiencia energética

José Luis Ruiz Espejo y José Bernal, ayer en la sede del PSOE de San Pedro Alcántara. /Josele-Lanza -
José Luis Ruiz Espejo y José Bernal, ayer en la sede del PSOE de San Pedro Alcántara. / Josele-Lanza -

La formación asegura que plantea un «dudoso modelo de financiación» y que se basa en un pliego con «imprecisiones»

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Dicho y hecho. Como había anunciado, el grupo municipal socialista ha impugnado finalmente ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía la licitación del contrato de eficiencia energética que ha sacado a concurso el Ayuntamiento de Marbella por algo más de 25 millones de euros al entender que «supone la privatización del servicio y pone en riesgo la estabilidad laboral».

El PSOE ya frenó este contrato durante su etapa en el gobierno municipal. Defendieron que no quedaba claro el beneficio que obtendría el Ayuntamiento. Ayer, los concejales Blanca Fernández y Manuel Morales eran contundentes al afirmar que si bien el servicio de suministro eléctrico se licita por 25 millones «no sabemos lo que realmente le va a costar al Ayuntamiento». Una afirmación que sustentan en el hecho de que las arcas municipales, auguran, tendrán que hacerse cargo del gasto de reposición de la luminaria y del exceso de consumo.

Fernández señaló que el pliego está sujeto a revisiones anuales del precio de la electricidad, lo que supone que la cuantía ha de revisarse. «Si tenemos en cuenta que desde el año 2009 hasta hoy el incremento del precio ha sido del 7 por ciento anual, nos podemos hacer una idea de lo que supondrá está subida para las arcas públicas», defendió la edil, para quien este contrato es «una privatización, ya que con su aplicación los trabajadores que ahora se encargan de este servicio no lo harán en un futuro, lo que también está creando cierta incertidumbre».

La oposición de los socialistas a esta contratación va más allá al apuntar que el pliego por el que se rige la licitación «trae a Marbella la sombra de la 'trama Púnica' ya que es muy similar a uno que se está investigando en Madrid y por lo tanto nos vemos en la obligación de ponerlo de manifiesto».

Por su parte, Manuel Morales señaló que durante quince años «tendremos hipotecado el Ayuntamiento de Marbella»; y además «con un servicio mucho peor, ya que la empresa privada estudiará su rendimiento, pero no la mejor eficiencia y eficacia del servicio. De forma que si una plaza está poco iluminada, estamos convencidos de que no se tomarán medidas que supongan un gasto para la empresa».

Este contrato, que cuenta con una importante subvención procedente de fondos europeos, tiene como objetivo que tanto el suministro como el mantenimiento del alumbrado de las calles quede en manos de una empresa privada. El equipo de gobierno asegura que de esta forma se conseguirá un ahorro anual de un millón de euros en la factura para la ciudad y que la empresa adjudicataria deberá invertir unos 9 millones de euros en obras de mejora.

Sin embargo, los socialistas sostienen que esa inversión no está «garantizada», puesto que, aseguran «no se recoge en ningún punto del pliego que se deba invertir esa cantidad, ni si siquiera las mejoras que deben hacerse ni con qué tecnología».

Por otro lado, las ejecutivas del PSOE de Marbella y San Pedro mantuvieron en la tarde de ayer un encuentro con el secretario general de la formación, José Luis Ruiz Espejo, tras la renovación de los cargos directivos en el partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos