El PSOE critica las externalizaciones del Ayuntamiento por valor de 48 millones en los últimos tres meses

El PSOE critica las externalizaciones del Ayuntamiento por valor de 48 millones en los últimos tres meses

NIEVES CASTRO MARBELLA.

El grupo municipal socialista arremetió ayer contra la política de externalizaciones de servicios aplicada por el Gobierno de Marbella por 48 millones en los últimos tres meses. El portavoz y concejal del PSOE José Bernal afirmó en rueda de prensa que la «voracidad» privatizadora ejecutada por el PP no es más que «el precio de la moción de censura».

El edil del PSOE enumeró cada uno de los concursos públicos sacados a licitación, el coste particular de cada contrato y los perjuicios que, en su opinión, acarreará esta política cuando en su etapa como alcalde se potenciaron las bolsas de trabajo para garantizar el servicio desde el ámbito público. Bernal mencionó la externalización del alumbrado de las calles por 15 años y un precio de 25 millones; la privatización del servicio de conserjería, limpieza y mantenimiento de los pabellones Serrano Lima, Carlos Cabezas, Vigil de Quiñones y Arroyo Primero por 3 millones en dos años; y la externalización del servicio de jardinería por valor de 19, 8 millones en tres años prorrogables a otros tres, después de haberse empleado «varios cientos de miles de euros» en cambiar la jardinería de Ricardo Soriano. «Próximamente, se sumará la privatización del varadero y la gasolinera del Puerto Deportivo de Marbella, además de diferentes contratos menores como la limpieza de grafitis o la limpieza de las islas ecológicas que son acciones previas a más privatizaciones», denunció Bernal.

El concejal-portavoz socialista afirmó que el Ejecutivo local ha abandonado los barrios y ha dejado aparcadas las políticas sociales para destinar todo el dinero a «privatizar y privatizar». A su juicio, «aquí están esos 36 millones de euros que el PP y OSP se han saltado del techo de gasto».

José Bernal

Bernal subrayó que los socialistas se oponen a estas externalizaciones porque inutilizan las bolsas de trabajo creadas por su gobierno en cada una de las delegaciones, pero también porque con ellas no se garantiza una prestación de servicios a la altura, puesto que, según razonó, «la empresa privada va a buscar mayor beneficio a menor coste». Asimismo, el exalcalde afirma que los procedimientos emprendidos para privatizar dichos servicios dan de lado a la empresa local por ser engorrosos, no dárseles la suficiente publicidad y manejar cifras inaccesibles para la empresa asentada en la ciudad. Bernal añadió que estas externalizaciones aportan «inestabilidad» a la plantilla, sobre todo a partir de 2020 cuando haya de aplicarse el plan de ajuste.

Por su parte, el portavoz municipal, Félix Romero, contestó que Bernal no está legitimado para censurar las externalizaciones porque llevó a cabo un buen número de ellas cuando fue alcalde, como el Plan de Conservación de Distritos, que venía a complementar el servicio de Obras con una duración de 6 años y un coste de 9 millones. El edil subrayó asimismo que fue el PSOE el que se «cargó» los planes de empleo y el plan de barrios .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos