El PSOE afirma que los primeros 100 días de gobierno del bipartito en Marbella están marcados por el despilfarro

El portavoz socialista subraya que PP y OSP se han dedicado a invertir en el ornato y a vivir de las rentas dejadas por el anterior equipo

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El grupo municipal socialista se mostró ayer muy crítico con la labor desarrollada por el Partido Popular y Opción Sampedreña durante los primeros 100 días de gobierno que se cumplen mañana jueves. El despilfarro marca este periodo infértil, según el concejal portavoz del PSOE, José Bernal, quien subrayó que en el Ayuntamiento se malgasta ahora el dinero del contribuyente en favor de intereses partidistas. «Han sido 100 días de nada», censuró.

El líder socialista apuntó que PP y OSP han optado por invertir en ornato y vivir de las rentas, destruyendo por el camino gran parte de los proyectos que quedaron en cartera para el municipio. Entre estas obras listas para ejecutar, mencionó las relativas a varias calles -Málaga, Jeddah, Jorge Manrique-, avenidas -Del Trapiche, Las Palmeras, Europa-, e infraestructuras -polideportivo La Campana-. «Los presupuestos que han aprobado son el ejemplo de la irresponsabilidad política porque abandonan los barrios y a los más necesitados», afirmó Bernal, quien reiteró que además son «ilegales» por superar el techo de gasto.

Medallas

El líder de los socialistas refirió que en paralelo a esta labor destructora, el bipartito se ha aprovechado del trabajo realizado por el anterior equipo, atribuyéndose como logros la ejecución de proyectos que quedaron a punto de salir. Ha citado, entre ellos, los planes de poda y conservación de los distritos, las obras en el Puerto Deportivo o las calles Alonso de Bazán y Víctor de la Serna, así como el soterramiento de los cables de alta tensión de Xarblanca. En este sentido, el portavoz del PSOE añadió que las únicas aportaciones del equipo de gobierno han sido anuncios de planes de choque, integrales y especiales que, a su juicio, son mentira porque ningún ciudadano los ha percibido.

Bernal cargó asimismo contra la política laboral impulsada por el Ayuntamiento, marcada, dijo, por una nueva oleada de «privatizaciones» tanto en instalaciones deportivas, como en materia de alumbrado público o en jardinería, destruyendo así, abundó, «la paz social» y «la esperanza de tanta gente en las bolsas de trabajo, las primeras de la historia y que impulsó el anterior gobierno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos